•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Villanueva de la Serena ha adquirido un dron que ha supuesto una inversión de 24.000 euros con cargo al Plan Extraordinario Dinamiza de Diputación de Badajoz, que será utilizado por agentes de la Policía Local a tareas como actuación en casos de emergencia, la prevención de delitos o para la reordenación del tráfico.

Este nuevo equipamiento ha sido presentado por el alcalde de la ciudad, Miguel Ángel Gallardo, quien ha explicado que cuatro agentes del cuerpo policial se han formado para poder utilizar este nuevo vehículo, que supondrá mejoras en la calidad del servicio, la seguridad y llegar a lugares que de otra forma serían inaccesibles; sin olvidar su inmediatez.

En definitiva, el objetivo de esta adquisición es “incrementar la calidad y la eficiencia” del trabajo de la Policía Local, señala el ayuntamiento en una nota de prensa.

Anuncios
Anuncios

Un aparato de “gran precisión” del que solo disponen grandes ciudades o comunidades autónomas, señala, en las que este tipo de soporte técnico se hace “necesario” para determinadas situaciones.

El dron sitúa a la localidad como “referencia” en cuanto al uso de la tecnología “más precisa”, lo que vendrá a mejorar tanto la seguridad de las personas como el trabajo de los agentes policiales.

La búsqueda de personas que se hayan perdido, control o reorganización del tráfico, además de labores de vigilancia relacionada con la seguridad y la prevención de delitos, son algunas de las utilidades que este nuevo vehículo tiene.

Un aparato, marca DJI modelo Matrice 200 V2, que por sus características puede usarse tanto de día como por la noche, y además hacerlo en condiciones atmosféricas adversas u otras situaciones como puede ser con humo.

Un vehículo, además, que tiene una fácil configuración con la posibilidad de utilizar diferentes hardware; ofreciendo soluciones a una “gran variedad” de usos profesionales. Así, su “gran modularidad”, permite el uso de diferentes cámaras y el resto de extensiones para adaptarse de la forma “más óptima” a la acción requerida en cada momento.

Así, se trata fundamentalmente de “ofrecer seguridad en diferentes ámbitos a los ciudadanos en caso de búsqueda de personas, accidentes de tráfico o cualquier otra situación”, puesto que dispone de cámara térmica y visión nocturna.

Además, esta nueva dotación permitirá mejorar el trabajo de la Policía Local, ya que posibilita, por ejemplo, acceder de forma segura a aquellos lugares donde una persona pudiera estar más limitada, minimizando así los riesgos.

Un vehículo que incrementa la visibilidad en cualquier zona, con un “ángulo de vigilancia aéreo retransmitido en directo” que aumenta la eficiencia en la distribución de los recursos, tanto humanos como materiales.

Unas características que convierten al dron en un equipamiento de “gran ayuda” en dispositivos de búsqueda y rescate de personas. Además, lo pueden manipular dos pilotos al mismo tiempo, lo que permite que uno de ellos se encargue de guiar el aparato; mientras que el otro puede controlar la cámara para realizar el trabajo de manera más eficiente.

Asimismo, gracias a sus cámaras de alta definición, permiten hacer el seguimiento de personas, al tener sensores capaces de detectar anomalías en dichas concentraciones; lo que mejora la labor de los agentes ante disturbios y situaciones de otro tipo.

La vigilancia del tráfico es otro de los elementos en los que este dron será de gran utilidad para la Policía Local, ya sea para participar en las diferentes campañas que se realizan destinadas a la población, o para usarlo en eventos específicos en los que sea necesaria la vigilancia del tráfico en una zona extensa.

En un futuro, también se dotará al dron de otra cámara con la que se pueda controlar el cumplimiento de las normas de tráfico, desde el uso del cinturón de seguridad al uso del móvil y otras situaciones. Una labor que se puede realizar sin que sea detectado ni por el sonido ni visualmente, explica el jefe de la Policía Local, Juan Pedro Urán.

Igualmente se puede utilizar en investigaciones o inspecciones oculares en accidentes de tráfico. En estas situaciones, el dron aporta una visión aérea de lugares inaccesibles, al tiempo que prácticamente no altera el lugar en el que se ha producido el siniestro. También permitirá la supervisión de viviendas abandonadas o que se encuentren en estado ruinoso.

Finalmente, la vigilancia, inspección, actuación en incendios, entre otros, son también labores que pueden llevarse a cabo con el nuevo vehículo, lo que permite incrementar la colaboración ya existente con los servicios de emergencia y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Por lo que respecta a las características técnicas del nuevo vehículo, destacar que cuenta con un sensor de alta resolución y una cámara visual de 4K, lo que permite transformar de forma rápida los datos aéreos en información “muy útil”.

El sensor térmico avanzado proporciona imágenes de alta sensibilidad para las misiones de búsqueda y rescate y mucho más. Con una carga útil doble totalmente integrada, los pilotos del vehículo podrán capturar datos visibles en color y térmicos funcionales en un solo vuelo, ahorrando tiempo, dinero y vidas.

Cuenta con sensores para la detección de obstáculos, así como, de balizas y luces de posición para hacerse visible por otras aeronaves. Igualmente, estas pueden ser desactivadas en caso de tener que realizar una actividad discreta. El equipo cuenta, además, con un sistema de transmisión que permite cambiar entre dos bandas de transmisión en tiempo real y con un alcance de hasta 8 kilómetros.


Galería de imágenes