La Junta de Extremadura ha propuesto hoy en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de España el cierre perimetral de todas las comunidades autónomas durante las celebraciones religiosas de la Semana Santa, según ha confirmado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles.

Esta ha sido una de las cuatro propuestas formuladas por el Ejecutivo regional en este encuentro en el que participan los consejeros de salud de las 17 comunidades autónomas junto a representantes del Ministerio de Sanidad.

Vergeles ha destacado la importancia de incidir en la limitación de movilidad y ha asegurado que se desconoce si habrá cierre perimetral de todas las comunidades autónomas, pero en el caso de que se formule la propuesta ha aclarado que Extremadura manifestará su postura favorable.

Anuncios
Anuncios

El consejero ha aclarado que Extremadura no va a romper el consenso si hay un cierre perimetral y ha insistido en que si se hace debe tomarse en serio. En este sentido ha aclarado que lo lógico es que si un ciudadano se mueve de una zona de mayor a otra de menor incidencia, lo lógico es que lo haga con un test o una PCR y también ha considerado que si una persona se desplaza a su segunda residencia lo normal es que al regresar se haga una prueba para confirmar si ha sido contagiado.

“Vamos a ver en qué queda esto, porque la sociedad española no entendería que no alcanzásemos un acuerdo de mínimos en la época de Semana Santa”, ha añadido Vergeles, que también ha reconocido la dificultad de decretar el cierre perimetral de una región como Extremadura con 42.000 kilómetros cuadrados donde únicamente se pueden realizar controles aleatorios.

Asimismo el Gobierno extremeño ha propuesto que se mantenga una acción coordinada en todos los territorios y que todas las regiones adopten las mismas limitaciones “aunque sean pocas” y lo ha justificado diciendo que “el virus no entiende de fronteras”.

La tercera medida formulada por Extremadura es que se adopten medidas en lo que respecta a la celebración de eventos sociales por considerar que son el mayor foco de contagio y de propagación del virus. Para evitarlo, ha dicho Vergeles, este debe ser “uno de los ingredientes que formen parte de la receta” que se ponga en marcha para evitar contagios en Semana Santa.

Por último Vergeles ha destacado en la reunión la necesidad de que todas las comunidades se adelanten al virus y no esperen a que llegue. En este sentido ha indicado que en Extremadura, desde los días previos a la Semana Santa y hasta después de su celebración, los puntos para la realización de pruebas diagnósticas, tanto de antígenos como de PCR, estarán abiertos a disposición de los ciudadanos, que podrán conocer si se encuentran contagiados simplemente con la presentación de la tarjeta sanitaria.

 


Galería de imágenes