•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra cada año el 5 de junio, pretende sensibilizar a la sociedad en todos los temas relacionados con el medio ambiente, el cuidado de la biodiversidad y su protección.

Los vecinos de Villanueva de la Sierra fueron unos visionarios y comenzaron a darse cuenta de la importancia que tiene preservar los recursos naturales hace más de dos siglos.

Fue en 1805, cuando  este municipio logró un hecho pionero: celebrar la primera Fiesta del Árbol a nivel mundial.

Anuncios
Anuncios

Durante este año, una tormenta calcinó una arboleada de este pueblo serragatino, fue entonces cuando surgió la repoblación forestal, una actividad que continúa celebrándose 200 años después.

Esta iniciativa fue promovida por el párroco de la época, Ramón Bacas Roxo quien, con el apoyo del resto de ciudadanos, logró que la localidad fuese pionera en el cuidado con el medio ambiente.

En 1805 tuvo lugar la primera plantación de álamos en la zona de El Ejido y Fuente de la Mora. Esta cita, con los alumnos de la escuela como protagonistas, se prolongó durante tres días. Una actividad en la que participaron todos los vecinos de Villanueva de la Sierra,  tal y como recogió el Semanario de Agricultura y Artes en octubre de ese mismo año.

Desde aquel día, y a excepción de la Guerra de la Independencia y la Guerra Civil, esta localidad serragatina rinde homenaje a la naturaleza con la plantación de diferentes árboles.

Recreación del 26 de febrero de 1805, día en que nació la fiesta ecológica más antigua del mundo.

La celebración anual de esta cita tiene lugar cada 26 de febrero. Una cita arraigada en el municipio que cuenta con un parque dedicado al árbol y proyectos que se instauraron en los años 80 para que esta tradición no cayera en el olvido.

Esta fiesta, desde su nacimiento, pretende homenajear al medio ambiente y concienciar a la ciudadanía de la importancia y el cuidado del mismo. Más de 200 años después, los vecinos de Villanueva de la Sierra siguen trasladándose y conmemorando esta cita tan especial. Cada año se realiza una plantación de álamos en diferentes zonas de la localidad.

Los vecinos de Villanueva de la Sierra se trasladan a 1805 para conmemorar el origen de la Fiesta del Árbol.

Esta fiesta es una fecha señalada en el calendario festivo serrano que cada edición va ganando protagonismo. En 2014 contó con el primer Congreso de Arboricultura en Extremadura, pero fue en 2017 cuando la Fiesta del Árbol fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) con carácter de Bien Inmaterial. Tal es el arraigo y la pasión por esta la naturaleza en el municipio que en 2020 se inauguró el Monumento a la Fiesta del Árbol, ubicado en el valle del Ejido, uno de los lugares donde se realizó el primer plantío. Este momento especial que ocurrió hace más de 200 años, reúne a numerosas personas en torno a la ecología. Cada edición es mayor la cifra de visitantes con las que cuenta Villanueva de la Sierra para celebrar la Fiesta del Árbol. Durante los tres días festivos, que se instauraron en 1805, visitantes y turistas disfrutan de talleres medio ambientales, rutas senderistas, visitas gastronómicas y plantación de árboles.

La Fiesta del Árbol consiguió el reconocimiento de Bien de Interés Cultural en 2017.


Galería de imágenes