•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La grave crisis sanitaria que está sacudiendo Extremadura y que también está afectando a Moraleja, que actualmente tiene más de 60 casos activos, ha obligado a suspender los actos religiosos y populares que cada año vivía la localidad para conmemorar la festividad de San Blas.

El alcalde, César Herrero, ha avanzado que el jueves la localidad acogerá pleno de carácter ordinario correspondiente al mes de enero y en la sesión se decidirá dejar sin efecto la declaración de festivo el 3 de febrero. Este festivo se fijará “en próximas fechas”, según ha indicado el primer edil.

En cuanto a la situación epidemiológica de Moraleja, actualmente hay dos clases cerradas del colegio Joaquín Ballesteros y dos personas están hospitalizadas por coronavirus, una en Coria y otra en un hospital de la capital cacereña.

Anuncios
Anuncios

“Debemos estar en casa. Y no sólo los jóvenes, o los mayores o los enfermos, debemos estarnos todos. ¿Qué motivo tenemos para salir a la calle si no es para lo justo y necesario?, se ha preguntado el alcalde.

Además, Herrero ha lanzado un mensaje de ánimo y fuerza para todas las personas de esta localidad que está sufriendo las consecuencias de la Covid-19.

 


Galería de imágenes