•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad ha publicado concederá ayudas destinadas a la adaptación de las líneas eléctricas de alta tensión, en aplicación de los requisitos del Real Decreto 1432/2008, de 29 de agosto, por el que se establecen medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión.

En 2020 se detectaron 119 incidencias con fauna silvestre, de las cuales el 95.7% corresponde a especies incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Extremadura.

Entre las especies protegidas, se vieron afectadas 3 especímenes de especies catalogadas en peligro de extinción (1 cigüeña negra y 2 águilas imperiales ibéricas) y 5, a especies catalogadas como sensible a la alteración de su hábitat (2 buitres negros, 1 cernícalo primilla, 1 aguilucho lagunero y 1 halcón peregrino).

Anuncios
Anuncios

Las ayudas, que ya aparecen publicadas en el DOE,  contribuirán a la modificación de los tendidos eléctricos peligrosos, para garantizar que ya no supongan ningún riesgo para las aves que se posen en ellos, favoreciendo de este modo la conservación de hábitat y especies de interés comunitario, especies gregarias y planeadoras, especialmente aquellas acogidas a algún régimen de protección, según informó la Junta.

La convocatoria correspondiente al 2021 cuenta con un presupuesto de 463.851 euros, estableciéndose un máximo de 50.000 euros de ayuda por beneficiario, que podrán ser aquellas personas, físicas o jurídicas, públicas o privadas, que ostenten la titularidad de las líneas eléctricas de alta tensión que no se ajustan a las prescripciones técnicas establecidas en el citado Real Decreto. El plazo de presentación de expedientes expira el 11 de febrero de 2021

La electrocución de las aves en estructuras de conducción eléctrica es uno de los principales problemas para la conservación de muchas de las especies incluidas en el Catálogo de Especies Amenazadas de Extremadura y España.

En concreto, las muertes se producen por electrocución y por colisión, siendo la primera mucho más común que la segunda. La electrocución se produce cuando el ave se posa sobre un apoyo eléctrico y entra en contacto con elementos en tensión del mismo, bien sean dos conductores, o un conductor y la parte metálica del apoyo, provocando que, de esta forma, la corriente eléctrica pase a través del ave, causando la muerte inmediata.

Las colisiones se producen cuando el ave se encuentra en pleno vuelo, y al no detectar la existencia de los cables conductores, choca contra ellos provocándose traumatismos de diferente consideración o, incluso, la muerte.

El grupo de aves más afectado por la electrocución es el de las rapaces, que suelen utilizar los apoyos como posaderos, mientras que otras aves, como las esteparias y/o migratorias gregarias, se ven más afectadas por la colisión con cables de tierra y conductores.

Los datos de mortandad registrados de Extremadura, bien por haber ingresado en los Centros de Recuperación de Fauna Silvestre, o por estudios específicos realizados por la propia Dirección General de Sostenibilidad, corroboran estos impactos sobre las aves sedentarias y migratorias de nuestra comunidad. Cabe destacar la grave amenaza que para especies tan protegidas como es el águila imperial ibérica, el milano real, el águila perdicera o el buitre negro supone la electrocución y para especies como las grullas, avutardas y cigüeñas supone la colisión con líneas eléctricas.

 


Galería de imágenes