•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura teme que los 76.800 alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), Bachillerato, Formación Profesional, Escuelas Oficiales de Idiomas, Conservatorios y de Enseñanzas de Adultos no regresen a las aulas el próximo lunes y ha advertido que la convocatoria de una huelga sería ilegal.

El Ejecutivo ha lanzado una advertencia a quienes tienen decidido no asistir a clase y ha recordado que solo los alumnos a partir de 3º de ESO están amparados por este derecho. También ha advertido que las huelgas tienen  que ser comunicadas a la dirección de cada centro escolar antes de las 72 horas de su celebración y contar con el respaldo de al menos el 20 por ciento del alumnado matriculado en cada centro y por la mayoría absoluta de los delegados del alumnado. Finalmente ha explicado que la Consejería de Educación y Empleo respeta el derecho a la huelga, pero recuerda que no tiene constancia de que ningún centro educativo haya aprobado la convocatoria convocada por la Coordinadora Estudiantil.

De este modo, el Ejecutivo ha apelado a la responsabilidad de padres y profesores, pero ha recordado que la educación es un derecho fundamental y que la Consejería de Educación y Empleo ha realizado este curso “un esfuerzo sin precedentes para garantizar la enseñanza presencial en los centros” por considerar que es la única que asegura la igualdad de oportunidades del alumnado en el acceso a la formación.

Anuncios
Anuncios

El Gobierno regional ha salido así al paso de las numerosas peticiones realizadas para que se suspenda la actividad educativa de manera presencial hasta que se frene la propagación de la pandemia en unos momentos en los que Extremadura presenta la incidencia acumulada de contagios más elevada de España a los 14 días.

Las coordinadoras de estudiantes de Cáceres y Badajoz han pedido a los alumnos que no regresen a las aulas, una petición que también hizo el Sindicato del Profesorado Extremeño PIDE, que ha ido más lejos al reclamar que se cierren también los centros educativos de Infantil, Primaria y Educación Especial.

El líder del PP de Extremadura, José Antonio Monago, también ha pedido que el lunes no comiencen las clases presenciales en los institutos de Extremadura ya que supondrá la movilidad de 180.000 estudiantes y de 18.000 profesores, y Unidas por Extremadura ha lanzado un mensaje de rebeldía en el que pide a la comunidad educativa que “desobedezca” a la Consejería de Educación y secunde la huelga de estudiantes convocada a partir del 25 de enero hasta que la vuelta a las aulas sea segura.

TEMOR EN EDUCACIÓN

La Consejería de Educación teme que este mensaje, lanzado desde distintos frentes políticos y educativos, termine fraguando y que el lunes haya aulas vacías en la región. Por eso ha apelado a la responsabilidad y a la seriedad de las manifestaciones públicas “para dejar de infligir miedo a la comunidad educativa”.

“Pedimos confianza en el sistema educativo y en las medidas de protección implementadas desde la Consejería de Educación y Empleo, que este curso ha hecho un esfuerzo sin precedentes de 61 millones de euros adicionales para garantizar la seguridad de los centros educativos y de los servicios educativos complementarios”, ha indicado la Junta de Extremadura en un comunicado.

Para generar confianza entre padres y profesores, la Consejería ha echado mano de datos que transmitan confianza y ha recordado que una vez superado el periodo de cuarentena que solicitó Salud Pública para el alumnado de entre 15 y 30 años tras  el periodo navideño no hay impedimentos para que los estudiantes vuelvan con normalidad a clase. La Consejería ha ido más lejos al afirmar que las autoridades sanitarias ya habían dado su conformidad para que los 76.800 estudiantes de ESO, Bachillerato, Formación Profesional, Escuelas Oficiales de Idiomas, Conservatorios y de Enseñanzas de Adultos volvieran a las aulas el jueves, 21 de enero, y asegura que eso no se hizo “por razones organizativas” y para “no romper en mitad de semana las dinámicas de las programaciones telemáticas”.

Educación pretende transmitir tranquilidad con estadísticas y asegura que durante el primer trimestre del curso la incidencia media de aulas en cuarentena por casos de Covid-19 entre su alumnado y su profesorado fue solo del 0,5 por ciento y que en el 80 por ciento de las aulas no se registró ningún caso positivo.

“Podemos afirmar que los centros educativos han demostrado ser espacios seguros”, insiste Educación, que además recuerda que en el 96 por ciento de las clases que estuvieron en escenario 3 o de enseñanza telemática sólo se registró un caso positivo. La Junta de Extremadura garantiza que “muy mayoritariamente los contagios se produjeron fuera del entorno escolar y además luego no tuvieron mayor repercusión en los centros”.


Galería de imágenes