Moraleja se verá obligado a cerrar el comercio local y los establecimientos de hostelería y restauración tras alcanzar una incidencia acumulada a los 14 días de 547 casos activos de Covid-19 por cada 100.000 habitantes.

De este modo el municipio de mayor población de la comarca de Sierra de Gata se une a los otros 16, incluidas las dos capitales de provincia, que superan los 5.000 habitantes y que se ven obligados a cerrar durante una semana los establecimientos de hostelería y comercios por tener una incidencia acumulada superior a los 500 casos activos de Covid por cada 100.000 habitantes.

La medida, que previsiblemente será aprobada por el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura este viernes, entrará en vigor una vez sea publicada en el Diario Oficial de Extremadura (DOE) y se aplicará de manera inmediata con el objetivo de reducir la movilidad y frenar la pandemia.

Anuncios
Anuncios

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ya advirtió hace unos días que todas las localidades de más de 5.000 habitantes que presenten una incidencia acumulada a los 14 días superior a los 500 casos activos por cada 100.000 habitantes correrán la misma suerte.

En declaraciones a LA MAÑANA de Radio Interior, el alcalde de Moraleja, Julio César Herrero, ha recordado que ya advirtió que el municipio se estaba aproximando al límite de incidencia acumulada, lo que obligará a someterse a las medidas restrictivas aprobadas por la Junta de Extremadura.

“El objetivo no es otro que rebajar la incidencia de contagios en la población; son medidas que inciden directamente en la economía local, medidas que cuesta mucho adoptar y comunicar”, ha lamentado el alcalde moralejano, que ha pedido “comprensión” y “que se hagan muy bien las cosas para acabar con esta situación lo antes posible”.

Los municipios afectados actualmente por estas medidas restrictivas son en la provincia de Cáceres, además de la capital, Navalmoral de la Mata y Coria. En la provincia de Badajoz se encuentran cerrados bares, restaurantes y locales comerciales de la capital y además los de Fuente del Maestre, Villanueva de la Serena, Calamonte, Aceuchal, Olivenza, Montijo, Villafranca de los Barros, Puebla de la Calzada, Almendralejo, Don Benito, Azuaga y Castuera. No obstante es probable que mañana se dé a conocer el nombre de algún municipio más que pase a engrosar la lista.

LO PROHIBIDO Y PERMITIDO

La nueva medida que afectará a Moraleja supone la suspensión temporal de la actividad en la hostelería y la restauración, pero no afectará a los establecimientos que presten servicio de entrega a domicilio hasta las 12.00 de la noche siempre que los pedidos no se hayan realizado después de las 23.00 horas.  Tampoco afecta la medida de cierre temporal a los restaurantes de los establecimientos turísticos, sanitarios, centros educativos o de trabajo, servicios de comedor social o benéfico ni los que se encuentran en las estaciones de combustible y carga o expendedores de comida preparada.

Además, se cierra el comercio tanto dentro como fuera de parques comerciales, los mercados de abasto, los locales de juegos y apuestas, los espectáculos públicos, los espectáculos taurinos y circenses, centros de ocio y parques de ocio.

Además deberán cerrar todos los establecimientos minoristas a excepción de los que prestan servicios básicos que resultan indispensables para abastecer a la población. Sólo podrán abrir los establecimientos de alimentación y bebidas; aquellos que se dedican a la venta de productos y bienes de primera necesidad y de productos higiénicos; prensa, librería y papelería; farmacia y parafarmacia; combustible; proveedores de equipos tecnológicos y telecomunicaciones; productos sanitarios y fitosanitarios; estancos; alimentos para animales de compañía y aquellos que presten servicios en lugar de vender productos, tales como ferretería, talleres y similares.


Galería de imágenes