La Guardia Civil ha intervenido a la altura de la localidad pacense de Monesterio más de 6 kilos de hachís ocultos en el habitáculo de la rueda de repuesto y ha detenido al conductor del vehículo, un vecino de Málaga, acusado de tráfico de drogas.

Los hechos han ocurrido cuando agentes de la Patrulla Fiscal y de Fronteras de la Guardia Civil de Badajoz, interceptaron en un control en la A-66, situado a la altura de Monesterio, a un vehículo procedente del sur de la península.

En el transcurso de la identificación de su conductor, los agentes detectaron «síntomas de nerviosismo», por lo que llevaron a cabo el registro de sus pertenencias y vehículo, en el que encontraron bajo la tapa de la zona destinada para el emplazamiento de la rueda de repuesto, seis paquetes precintados que contenían 6,096 kilos de polen de hachís.

Anuncios
Anuncios

De dicha cantidad se podría obtener en el mercado ilícito unas 24.380 dosis, por lo que el conductor, un vecino de Málaga, fue detenido por un supuesto delito contra la salud pública, según informa la Guardia Civil en nota de prensa.

Con el desarrollo de la actuación se pudo averiguar que la droga intervenida procedente del sur peninsular, supuestamente tendría como destino para la distribución la localidad de Mérida.

Las diligencias instruidas junto con el detenido, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Zafra, quien decretó su ingreso en prisión.