•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes de la Guardia Civil han investigado a los conductores de un coche y un quad, por sendos delitos de abandono de lugar y lesiones por imprudencia, tras sufrir un accidente con un herido el pasado 7 de noviembre y huir del lugar.

Los hechos ocurrieron cuando la Guardia Civil recibió un aviso del 112 alertando de un accidente ocurrido en una calle de la localidad pacense de Baños de Montemayor, que al parecer, había consistido en la caída en la calzada del ocupante de un quad.

Al llegar al lugar los agentes del Destacamento de Tráfico de Plasencia no observaron “ni vehículo ni persona alguna”, aunque sí había restos de que había ocurrido un siniestro, por lo que se trasladaron al Centro de Salud de Hervás para identificar al usuario accidentado.

Anuncios
Anuncios

Allí los agentes conocieron que el accidente habían intervenido dos vehículos, un turismo y un quad del que era ocupante, por lo que los agentes iniciaron las gestiones para la localización a los vehículos y a sus conductores.

Con todos los datos, la Guardia Civil realizó una “laboriosa investigación” en la que lograron localizar a uno de los turismos implicados, cuyos desperfectos coincidían con los restos encontrados en el lugar del siniestro, además de las especificaciones dadas por el lesionado, respecto a la marca, modelo y color del coche.

Identificado su conductor, se pudo observar que a pesar de haber transcurrido más de dos horas desde que ocurrió el siniestro vial, presentaba “síntomas evidentes” de estar bajo la influencia de bebidas alcóholicas, ya que arrojó tasas de 0,66 y 0,71 mg/litro, tras la realización de las pertinentes pruebas.

Por todo ello, a dicho conductor se le investigó por tres supuestos delitos contra la seguridad vial, uno por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, otro por abandonar el lugar de un accidente sin causa justificada, y el tercero, por un supuesto delito de lesiones por imprudencia con vehículo a motor.

Así, y en el marco de la investigación respecto al conductor del quad, los agentes lo localizaron el 9 de noviembre, y fue investigado por supuestos delitos contra la seguridad vial, al abandonar el lugar del siniestro sin causa justificada y por lesiones por imprudencia, al permitir su conductor, la ocupación del vehículo “con exceso de las plazas permitidas y sin las más elementales medidas de seguridad, al no contar con casco de protección el usuario”.

Ambos conductores han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Plasencia, al que se remitieron las diligencias instruidas.


Galería de imágenes