•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Badajoz ha suscrito un convenio de colaboración con la Guardia Civil para el desarrollo de actuaciones de información, prevención y protección de las personas mayores.

Se trata de un protocolo que se deriva del convenio de Secretaria de Estado de Seguridad, dependiente del Ministerio del Interior, y el Consejo Oficial de Farmacéuticos, que sido rubricado este miércoles en la Comandancia de la Guardia Civil de Badajoz, por parte del teniente coronel jefe de la Comandancia, Manuel Delgado Fuentes, y el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Badajoz, Cecilio Venegas.

Su finalidad es establecer colaboraciones y condiciones de compromisos aplicables en orden a prevenir, paliar y combatir en lo posible las “principales amenazas” a la seguridad de las personas mayores, en aras del desarrollo y normalización de una dinámica que impulse tanto la “autoprotección” como aquellas “conductas proactivas” a la denuncia de delitos y cualquier otro tipo de situación de riesgo o desamparado de que puedan ser víctimas los mayores.

Anuncios
Anuncios

Con ello se pretende perfeccionar la respuesta policial al “adaptar su actuación a la casuística particular” de este colectivo de “especial sensibilidad y potencial desamparo”, indica la Guardia Civil en una nota de prensa.

Así es como el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Badajoz, a través de las oficinas de farmacia, y de la participación de sus profesionales, ofrecen unas “importantes posibilidades de actuación”, como agentes de salud “altamente cualificados”, no sólo como facultativo del área de la salud con un contacto profesional sostenido con las personas mayores, asiduos demandantes por lo general de sus consejos y servicios, el cual puede resultar de “extraordinaria ayuda” a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

En concreto, como “vehículo de difusión y elemento proactivo de alerta y detección temprana” de actos delictivos, entre los que se encuentran el maltrato, las estafas bancarias, los timos vinculados al suministro de servicios y consumibles –gas, internet, etc.– uso fraudulento de tarjetas de crédito o depósitos dinerarios o materiales.

También ante prácticas abusivas, como pueden ser pequeños robos y hurtos por familiares, vecinos o cuidadores; dejación de cuidados básicos (aseo personal, alimentación, vestido, medicación, abandono, limpieza de vivienda o centro asistencial) de que se sospeche pudieran ser objeto los mayores.

Para proteger a este colectivo, la Guardia Civil cuenta con las directrices, instrumentos y medidas que previenen la Instrucción 3/2010 y la Instrucción 1/2014, de la Secretaría de Estado de Seguridad (SES/Ministerio del Interior), a través de las cuales se aprueba, ejecuta e impulsa el Plan Mayor de Seguridad, dirigido a la prevención y mejora de la seguridad de los mayores, el cual se prefigura como la “principal herramienta” con que en la actualidad cuenta para la prevención y mejora de la seguridad de este grupo de “especial vulnerabilidad”.

Institución que las materializa con charlas informativas y actividades de prevención, formación y sensibilización, dirigidas a personas mayores y profesionales del sector, al objeto de fomentar una mayor seguridad integral de las mismas comenzando por su esfera íntima.

Aparte de “consejos de fácil recordatorio y ejecución”, se presta una “especial atención” a su materialización en forma de denuncia, llegado el caso al uso de la aplicación de seguridad ciudadana Alertcops como “canal directo, discreto, eficaz y complementario” a los existentes, para comunicar a la Guardia Civil un hecho del que se es víctima o testigo.

Ambas instituciones tendrán en todo momento un “intercambio fluido de información” y se impartirá formación especifica a los profesionales, ofreciendo material divulgativo y se colaborará en campañas de sensibilización y prevención ante ciertos riesgos y amenazas a los mayores.


Galería de imágenes