•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, se ha reunido esta jornada de manera telemática, con los trabajadores del Centro de Rehabilitación Psicosocial para exponerles la situación del centro, tras la decisión unilateral de la Junta de Extremadura de recortar un 75% la aportación autonómica a este servicio.

“Se trata del único centro público de estas características que hay en la región, los otros son privados y la Junta los dota de manera suficiente”, ha dicho Pizarro.

En este sentido Pizarro ha recordado que en el Centro de Rehabilitación Psicosocial se realizan terapias para personas con enfermedades mentales y sus familias “no solo acuden personas de la ciudad, está abierto a todos los municipios de la zona, incluso algunos que no están dentro del área de salud”.

Anuncios
Anuncios

Des este modo, el primer edil ha afirmado que “se trata de un servicio con una competencia 100% autonómica” y ha recordado que el pasado año, en la reunión mantenida con el Consejero de Sanidad “pedimos la Junta asumiera esta competencia”, la relación laboral de los trabajadores del centro es con el Ayuntamiento de Plasencia y económicamente el Consistorio aporta cerca de 150.000 euros de los 400.000 que supone el servicio “ en lugar de esto- ha insistido Pizarro- nos recortan la partida en un 75%, aportando tan sólo 61.000 euros”.

El alcalde ha afirmado que ésta es una situación  “insostenible, el ayuntamiento no se puede hacer cargo en solitario del mantenimiento de este servicio, por lo que su permanencia depende exclusivamente de la decisión que tome la Junta al respecto”. Así, Pizarro ha recordado que “presentaremos una enmienda a los presupuestos de la Junta de Extremadura, para que solucionen este gran problema que afecta a decenas de familias de Plasencia y los municipios colindantes”.


Galería de imágenes