•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Servicio Extremeño de Salud (SES) casi ha multiplicado por tres el número de camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIS) de cinco centros hospitalarios de la región para intentar frenar los fallecimientos como consecuencia de la Covid-19.

La Junta de Extremadura ha confirmado a LA MAÑANA de Radio Interior que en la actualidad hay 175 camas UCI distribuidas en cinco hospitales, aunque el plan de contingencia puede llegar hasta las 200. En condiciones normales la región dispone de 68 camas para pacientes críticos: 30 en el Hospital Universitario de Badajoz; 12 en el San Pedro de Alcántara de Cáceres; 10 en el Hospital de Mérida; 8 en Plasencia y otras 8 en Don Benito-Villanueva de la Serena.

A finales de verano el SES informó que en el caso de que se agravase la situación debido a la propagación de la pandemia, había capacidad suficiente para incrementar las plazas de cuidados intensivos hasta 136. En aquel momento era el umbral que barajaban las autoridades sanitarias, pero el plan de contingencia completo puede alcanzar hasta 200 plazas en cuidados intensivos en el caso de que resulte necesario.

La provincia que más está sufriendo las consecuencias de la segunda ola de la pandemia es Badajoz, por lo que hay habilitadas 119 camas UCI en sus tres áreas de salud: 75 en Badajoz, 26 en Mérida y 18 en Don Benito-Villanueva de la Serena. Este miércoles el área de salud de Badajoz tenía 44 de las 75 camas UCI ocupadas distribuidas al 50% entre pacientes afectados por Covid-19 y de otras patologías. En Mérida, 14 de las 26 plazas de cuidados intensivos estaban ocupadas por pacientes afectados por coronavirus y en Don Benito 7 de las 18 disponibles tenían ingresados a enfermos Covid.

En la provincia de Cáceres sólo hay dos áreas de salud que pueden atender a pacientes críticos, las de Cáceres y Plasencia. En la capital hay 42 camas UCI disponibles, de las que 22 las ocupan enfermos con diversas patologías y sólo 6 están ocupadas por enfermos de Covid. En Plasencia, de las 14 plazas para pacientes críticos disponibles que hay actualmente, 8 tienen enfermos con Covid y otras 8 tienen ingresados a pacientes con patologías diversas ajenas al coronavirus.

El SES no dispone de la cifra exacta de camas que ha ampliado cada área de salud por tratarse de espacios dinámicos que pueden incrementarse en función de las necesidades de cada momento. A esta fecha no hay riesgo de saturación sanitaria, pues las áreas de salud de Badajoz tienen un porcentaje de ocupación de las UCIS del 36,13 por ciento y las dos áreas de la provincia de Cáceres sólo tienen ocupado el 25 por ciento de las zonas dedicadas a pacientes críticos.


Galería de imágenes