•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente del Partido Popular de Extremadura, José Antonio Monago, ha asegurado que espera que el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, “no vuelva a dar la espalda a los hosteleros extremeños cuyos negocios y forma de vida dependen de que les ayudemos a sobrevivir a esta pandemia” y apoye el plan de rescate para la hostelería y el turismo presentado por el PP.

De este modo, Monago se ha referido a la situación que atraviesa la hostelería en Extremadura, recordando que cientos de personas salieron ayer a la calle “para denunciar el abandono al que están siendo sometidos” por parte de la Junta y del Gobierno de España, y para poner en valor que sus negocios “son seguros” a pesar de ser uno de los sectores que más ha sufrido los efectos de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Anuncios

El presidente del PP ha recordado que 500 bares y restaurantes “han tenido que cerrar la persiana este año ante la falta de ayudas y la caída brutal de sus ingresos”.

Anuncios

“Tuvieron que echar el cierre porque les redujeron los aforos y horarios de apertura, pero no los impuestos” ha lamentado señalando que “la inacción de la Junta y la falta de ayudas y medidas tiene consecuencias”.

Ante ello, José Antonio Monago ha expuesto que el Partido Popular presentó un plan de rescate para la hostelería y el turismo con una batería de medidas que “nacen de la escucha activa que hemos mantenido con el sector” y que próximamente se debatirá en la Asamblea de Extremadura.

En este sentido, ha recordado que dicho plan recoge medidas que ayuden a “paliar los efectos que esta crisis está teniendo en un sector fundamental para nuestra región” por “su contribución a la riqueza y el empleo” así como “dar vida a nuestros pueblos”.

Entre dichas medidas, Monago ha expuesto que el PP propone el establecimiento de ayudas directas a los negocios afectados, la creación de un fondo de ayuda al mantenimiento del empleo, ayudas directas para el pago de la cuota de autónomos a los afectados por las restricciones impuestas, una reducción temporal del IVA o la ampliación de los ERTES mientras dure el estado de alarma.

También incluye la ampliación del periodo de carencia en los préstamos ICO, una reducción de los costes financieros de autónomos y pymes, deducciones fiscales para el mantenimiento del empleo, exenciones fiscales para los negocios afectados, así como una partida específica, dentro de los Presupuestos Generales de Extremadura de 2021, para un plan estratégico del turismo y la posibilidad de aplazar el pago de impuestos locales para los negocios afectados.


Galería de imágenes