•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El moralejano, Diego Guerrero Pérez, se despide tras 42 años al frente de la Asociación Nacional de Ganado Vacuno Charolés de España.

Guerrero ha trabajado durante años en fomentar la crianza del charolés así como mejorarla, velar por la pureza y promoción de la misma. En la asociación a la que este vecino de Moraleja ha dedicado gran parte de su vida, no solamente defiende esta raza charolesa sino también protege y lucha por los intereses de los ganaderos asociados.

“Me apena porque he dedicado toda mi vida a la asociación al mundo del charolé. Empecé siendo un niño y he crecido allí. He hecho muchos amigos y los extrañaré porque ya no les veré tan a menudo”, ha apuntado Guerrero que ha puesto punto y final a su paso por la asociación.

Guerrero comenzó su andadura en esta asociación con 20 años siendo “un carboncillo de manos, yendo de un lado para otro”. Como su propio apellido indica, como un luchador, continuó trabajando para hacerse un hueco en el mundo de la charolesa.

“Me he pasado la vida en la carretera, tan pronto estaba en Málaga como tenía que viajar a Cádiz”, pero lo que le removía en el interior era el campo. Siempre disfrutando al máximo, haciendo lo que más le gustaba y siendo plenamente feliz en su trabajo.

Ahora que ha puesto final a su camino por la asociación dedicará tiempo a disfrutar de su familia  y de sus cuatro nietos. “Soy una persona muy activa y siempre busco algo para hacer. Me siento fuerte y voy a aprovechar este tiempo para llevar a mis nietos al colegio, pasear y disfrutar con mis amigos”, ha aseverado Guerrero.


Galería de imágenes