•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los niños no dejan de preguntar: “Mamá, ¿y por qué es festivo el viernes? La profe nos ha dicho que no hay clase…” Como si apenas iniciado el curso no hubiere centros cerrados y aulas confinadas; como si la cosa estuviere para fiestas y puentes; como si nadáremos en la abundancia para no perder una fiesta local y hacer un puente que nunca llegare, pero que no podemos perder…, de no disfrutarlo.

Cáceres tenía asignadas este año como fiestas locales el 23 de abril (San Jorge, patrón de la ciudad) y el 29 de mayo (Feria de San Fernando), según la Resolución de 28/10/2019, de la Dirección General de Trabajo de la Junta de Extremadura, por la que se hacía público el calendario oficial de fiestas locales durante al año 2020. Sin embargo, he aquí que ambos coincidieron con el estado de alarma (14 de marzo-21 de junio) tras las seis prórrogas aprobadas por el Congreso.

San Jorge debió celebrarse el jueves 23 de abril; pero el ayuntamiento invitó a celebrarlo en casa por la alarma sanitaria frente al coronavirus con el lema “Este año eres parte de la leyenda”, invitando a los niños a crear un dragón, decorar su balcón y revivir la leyenda, siempre con el hashtag “Quédate en casa”. Y algunos niños, que ya estaban en casa desde el 14 de marzo, decoraron sus ventanas y colgaron sus dibujos en los balcones. El viernes 23 podría seguirse por streaming la edición de la quema del dragón del año anterior.

El 8 de abril, la comisión informativa de acción comunitaria solicita a la Junta que el festivo del 23 de abril se traslade al 25 de septiembre, fecha para la que ya se había anunciado que se trasladaría la Feria de San Fernando, como si fuere la antigua Feria de San Miguel, que dejó de celebrarse hace años. La fecha venía que ni pintada, porque se hacía puente hasta el domingo; pero el 13/07/2020, el alcalde anuncia la decisión de su gobierno de suspender la Feria de San Fernando, a finales de mayo y anunciaba que el festivo de San Fernando, previsto ya para el 25 de septiembre, “se decidirá si se mantiene tras mantener encuentros con los sindicatos, los comerciantes y el resto de los agentes sociales, a los que haremos una propuesta”.

¿Y la fiesta de San Fernando? Decía el alcalde en la misma fecha: “El Ayuntamiento mantuvo el festivo local de San Fernando el pasado 29 de mayo, porque no se daba una situación tan excepcional como en abril, cuando se cambió San Jorge”. No obstante, y tras las críticas de la Federación Empresarial Cacereña por mantener el festivo de mayo, el alcalde ha manifestado que se mantendrá un diálogo con las asociaciones de comercios, sindicatos y empresarios para analizar la conveniencia o no de mantener el festivo en septiembre. El 29 de mayo era viernes, fecha anterior a la festividad de San Fernando. Total: el festivo local se mantuvo, aunque el confinamiento continuaba. Los empresarios habían solicitado su anulación, al considerarla “contraproducente” para el sector empresarial y social de la ciudad y pedían retrasar su celebración a octubre o noviembre, porque la hostelería, por ejemplo, seguirá con restricciones, que no favorecerán la afluencia de clientes, y en otros sectores de la construcción, el festivo de feria está asociado por convenio a más días libres.

¿A quién benefició el festivo local del 29 de mayo, si estábamos en confinamiento? ¿A quién beneficia este puente de la extinta Feria de San Miguel con la que está cayendo? A nadie. ¿Al comercio?, no, desde luego. ¿A la hostelería?, algo… quizá. El caso es no perder una fiesta local, en la que ni hasta los teléfonos de cita previa podrán responder porque es fiesta local… Y si no la convertimos en fiesta de guardar, la perderemos…, huérfanos de San Fernando y de San Miguel arcángel… ¡Ay, Dios, y el virus volando que te vuela…!


Galería de imágenes