•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las restricciones exigidas por la pandemia de la Covid-19, como el distanciamiento social y el confinamiento en el hogar,  tienen un efecto negativo en la salud psicosocial de los ciudadanos, según las conclusiones de un estudio de investigación realizado a nivel mundial en el que también ha participado la fundación extremeña Fundesalud.

Por ese motivo, los autores recomiendan la puesta en marcha de estrategias nacionales dirigidas a promover la inclusión social mediante tecnologías digitales para paliar los efectos negativos que tiene esta pandemia en nuestra sociedad.

Entre los efectos negativos del aislamiento forzoso  destaca un descenso superior al 30 por ciento del índice de satisfacción con la vida de los encuestados, según los resultados del estudio.

El trabajo de investigación también ha comprobado un incremento del 25 por ciento en las relaciones sociales a través de tecnologías digitales, y una disminución de los efectos negativos del confinamiento en los individuos que utilizan más las nuevas tecnologías para conectar con sus familiares o amigos.

Los responsables del estudio, coordinado por universidad alemana de Magdeburgo y realizado simultáneamente por 35 organizaciones de numerosos países,  han realizado más de mil encuestas en Europa, Asia, África y América para evaluar los efectos psicológicos y sociales del confinamiento y las restricciones provocadas por la pandemia.

Las conclusiones, que acaban de publicarse en la revista International Journal of Environmental Research and Public Health, “revelaron tensión psicosocial durante el confinamiento domiciliario” y grandes disminuciones en las relaciones sociales con la familia (-58 por ciento), amigos y vecinos (-45 por ciento) o actividades de entretenimiento (-47 por ciento).

 

El estudio puede consultarse íntegramente en el enlace https://www.mdpi.com/1660-4601/17/17/6237/htm


Galería de imágenes