•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El concejal de Interior del Ayuntamiento de Plasencia, David Dóniga, ha hecho pública la modificación de la ordenanza municipal de movilidad urbana con el objetivo de “dar cabida a los vehículos de movilidad personal (VMP) y revisar la velocidad máxima autorizada en la ciudad”.

En respuesta a algunos de los vecinos, el consistorio de Plasencia revisará las velocidades de circulación en toda la ciudad, pudiendo, por ejemplo, «reducirse la velocidad máxima en el casco histórico hasta los 10 ó 20 kilómetros por hora”. En la actualidad, en algunos tramos, se puede circular a 50 kilómetros.

También ha sido demandada la regulación de los nuevos modelos de vehículos surgidos desde 2004 ante la presencia de estos automóviles en la ciudad. Por ello, desde el consistorio se pretende regular «lo que hasta ahora no estaba regulado en la ordenanza como son los patinetes, las plataformas y vehículos eléctricos para actividades económicas”.

La remodelación de la ordenanza contempla cuatro clases de estos VMP. Los vehículos del tipo A son aquellas ruedas autónomas, plataformas y patinetes eléctricos ligeros, mientras que los de clase B son ruedas autónomas, plataformas y patinetes eléctricos pesados. Mientras que los vehículos de clase C más de dos ruedas que pueden ser para el uso personal, C0, para explotación económica, C1, y para el transporte de mercancías, C2.