•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Junta de Extremadura ha autorizado la concesión directa de una subvención al Ayuntamiento de Mérida, por importe de 2.600.000 euros, cuya finalidad es la ejecución de la segunda fase de  las  obras de desdoblamiento, mejora y acondicionamiento de la Avenida del Río de la ciudad.

Las obras de la Fase II del desdoblamiento de la carretera del Polígono Industrial El Prado junto al río Guadiana en Mérida comenzarán probablemente el próximo mes de enero de 2021 y tendrán una duración de doce meses, tal y como ha informado el alcalde de la ciudad.

La subvención, que se materializará mediante la firma de un convenio de colaboración entre ambas instituciones, fue propuesta a la Junta de Extremadura por el Consejo de Capitalidad en su sesión celebrada el 27 de diciembre de 2019 y solicitada por el Ayuntamiento de Mérida mediante escrito de fecha 17 de febrero de 2020, por estimarla necesaria para una mejor consecución de la finalidad de la Ley de Capitalidad.

Las obras de desdoblamiento, mejora y acondicionamiento de la Avenida del Río, se llevarán a cabo en el tramo comprendido entre la glorieta de intersección con la Avenida Félix Valverde Grimaldi (donde finalizó la primera fase) y la calle Las Palmas del Polígono Industrial. En esta nueva fase se ejecutarán dos nuevas rotondas, una en la confluencia con la Avenida del Prado y otra en la unión con la calle Las Palmas, ya dentro del Polígono Industrial.

«Con este proyecto se pretende completar el nivel de infraestructuras, instalaciones y servicios asociados a los sectores de interés concurrentes de la Administración Autonómica y de la capital de Extremadura, de conformidad con la Ley de Capitalidad de la ciudad de Mérida», han explicado desde la Junta de Extremadura.

La Avenida del Río, además de dar acceso a varias urbanizaciones y al Polígono Industrial “El Prado”, también es la vía que permite acceder a varios edificios públicos, como son el Palacio de Congresos y Exposiciones y la Escuela Superior de Hostelería y Agroturismo, que, por su utilización casi siempre por un gran número de ciudadanos, requieren facilidad, agilidad y seguridad en los accesos, sin obstaculizar la normal utilización de los mismos por los residentes de la zona ni por las personas y vehículos que acceden habitualmente al Polígono Industrial.