•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, ha dado a conocer en el Senado el Plan de lucha contra la exclusión financiera puesto en marcha por la institución provincial pacense y que ha supuesto la instalación de 30 cajeros automáticos en pequeños municipios de la provincia.

Gallardo ha recordado que desde la Diputación de Badajoz decidieron poner en marcha este plan con motivo del «decenio negro», que fue el punto de partida y debido a que, entre 2008 y 2018, en España se redujo en un 40 por ciento el número de sucursales bancarias.

El presidente de la Diputación de Badajoz ha alabado esta medida y ha recordado que, gracias a ella, son unos 13.000 vecinos de estas 30 localidades los que se benefician ya de esta medida de instalación de cajeros de última generación, «que son auténticas oficinas bancarias al aire libre».

Gallardo ha destacado que estos servicios “generan igualdad y dignidad del mundo rural”. Una manera, ha dicho, que “supone calidad de vida y ha servido de dique de contención en estos tiempos de pandemia”.

Cabe recordar que la Diputación de Badajoz ha invertido 3,6 millones de euros en esta iniciativa. La diputación corre con el gasto de la instalación, alquiler del cajero y mantenimiento de estos puntos durante cinco años, y los ayuntamientos ponen el espacio necesario para su ubicación.