•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un total de 25 personas han sido detenidas por tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico en el barrio de San Lázaro de Plasencia. La investigación comenzó en el mes de junio con la intención de erradicar el cultivo “indoor” de cannabis y la defraudación del fluido eléctrico.

Los agentes se percataron del “fuerte olor” que desprende la planta de la marihuana en determinadas zonas de la barriada de San Lázaro de Plasencia, motivo por el cual, intensificaron las investigaciones tendentes a la localización exacta de los posibles domicilios en los que se pudiera estar cometiendo el ilícito penal y localizar a los presuntos responsables.

Una vez recabada toda la información se llevó a cabo el operativo, en el que participaron unidades de la Jefatura Superior de Extremadura, de la Comisaria Provincial de Cáceres y Plasencia, realizando la entrada y registro en un total de doce viviendas en la mencionada barriada de San Lázaro.

En dichos registros se intervinieron 1.739 plantas de marihuana, 255 cogollos de la misma preparados para su distribución y venta, 164 gramos de cocaína, heroína, hachís y 271 gramos de sustancia de corte, del mismo modo que se incautaban 59.285€ en metálico, dos vehículos, basculas de precisión, útiles para la preparación de las diferentes sustancias para su posterior venta y productos propios para estimular el crecimiento de estas plantas, trasformadores, lámparas, mamparas protectoras, ventiladores, filtros, extractores y fertilizantes.

En las viviendas, se localizaron dos armas de fuego, joyas y otros efectos, presumiblemente procedentes de otros delitos contra el patrimonio.

Por todo ello, se procedió a la detención de los 25 implicados, ocho mujeres y diecisiete hombres, acusados de un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico.

Con este operativo, los agentes han podido desarticular un total de 15 puntos de cultivo de marihuana y ocho puntos de venta de otro tipo de sustancias.

Los detenidos, de entre 21 y 56 años de edad, contando en su mayoría  con antecedentes policiales anteriores, fueron trasladados hasta dependencias policiales para la tramitación del pertinente atestado, siendo puestos a disposición de la Autoridad Judicial, quien decretó el ingreso en prisión de tres de ellos.