•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La compañía de perfumes «Myrurgia»creó en 1918 la esencia «Maderas de Oriente» influida por el orientalismo que a principios del siglo XX imperaba en el mundo de la moda y los perfumes . El éxito se debió al diseño del nuevo frasco del producto, que es un claro ejemplo del estilo Art Decó imperante a partir de la Exposición de Artes Decorativas celebrada en París en 1925. Ahora, puede este artículo se ha convertido en la pieza del mes del Museo Etnográfico de Don Benito.

Maderas de Oriente fue un agua de colonia fabricada por la compañía Myrurgia, que por aquel entonces era propiedad del artista Esteve Monegal i Prat, quien se hizo cargo de la empresa familiar transformándola hasta convertirla en una de las más importantes y emblemáticas de su especialidad.

Monegal tuvo que cambiar su oficio de escultor por el de fabricante de perfumes y planteó su renovada industria no como un mero negocio sino como algo que pudiera tener también la gran dimensión artística que él dejaba atrás al tener que abandonar su actividad artística. Por ello, la selección de productos que lanzó la firma no respondía simplemente a la satisfacción de unas necesidades del mercado, sino a una sensibilidad especial, evocadora a menudo de mundos exóticos, orientales, refinados.

Este frasco de Maderas de Oriente es una de las mejores creaciones de la marca. La silueta escalonada de la botella y el tapón son característicos del estilo Art Decó.

La pieza que destacamos este mes dpertenece la droguería de Ruiz Arias y Hermanos, fundada a principios del siglo XX y que regentó durante muchos años Bernardo Ruiz Granados, conocido popularmente como «Bernardito». Estaba ubicada en la Plaza de España esquina a calle Doña Consuelo Torres, y fue donada íntegramente a este museo por su hermana, Doña Julia Ruiz Granados, tal y com han informado desde el Ayuntamiento de Don Benito.