•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha analizado en su última reunión la propuesta de la Consejería de Movilidad que contempla una linea de ayudas al alquiler a las mujeres que ejerzan la prostitución como medida de apoyo que permita amortiguar el cierre de los clubes de alterne.

La vicepresidenta primera y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco Morales, ha dado a conocer la modificación del acuerdo de 22 de julio de 2020 por el que se establecen las medidas básicas de prevención en materia de salud pública aplicables en Extremadura tras la superación de la Fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad. En la modificación aprobada se han incluido dos nuevas medidas preventivas, como son el cierre de los locales de alterne, y la limitación horaria de salas de bingo y casinos de juego.

Con respecto al primero de los asuntos, el Consejo de Gobierno ha considerado «la difícil identificación de la clientela» de los clubes nocturnos en los que se ejerce la prostitución, una circunstancia que dificulta la trazabilidad de los casos, eleva el riesgo potencial de transmisión de la enfermedad y contribuye a generar brotes descontrolados.

Pero el cierre de los clubes nocturnos deja sin trabajo a estas mujeres, que ahora dispondrán de ayudas que se financiarán con el remanente del crédito aprobado por el Gobierno dentro del Plan Estatal de Vivienda. Las prostitutas podrán disponer de hasta 600 euros de ayuda para atender las necesidades de alquiler por tratarse de un colectivo afectado por la crisis del coronavirus.

La convocatoria para presentar solicitudes continúa abierta hasta finales de septiembre o agotar crédito, una partida de 2,3 millones de euros para el que se han recibido 1.267 solicitudes. Extremadura será la primera comunidad autónoma de España que lanza una convocatoria para este colectivo de mujeres que trabajan en locales de alterne.

Morales ha dicho tras el Consejo de Gobierno que aún no se ha diseñado esta convocatoria de ayudas, de la que podrían beneficiarse 2.300 mujeres que trabajan en 230 clubes nocturnos con distintos tipos de licencias.

La medida de la Consejería de Movilidad ha sido ratificada por el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura celebrado esta jornada. Se da la circunstancia de que uno de los brotes declarados al Ministerio de Sanidad se detectó en un club de alterne de la capital cacereña que está situado en la zona de Aldea Moret.

Ya el pasado 27 de agosto, el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura adoptó la decisión política de decretar el cierre los prostíbulos en la comunidad autónoma. Esta medida, en cuyo marco jurídico ya se ha estado trabajando en los últimos días, se ha aprobado este miércoles 2 de septiembre.