•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura ha comenzado esta semana a hacer pruebas PCR «masivas y aleatorias» en las zonas del área de salud de Badajoz con el objetivo de intentar controlar la pandemia generada por la Covid-19.

Las pruebas diagnósticas se están realizando en las subzonas sanitarias en las que se ha detectado un elevado número de casos que permitan ofrecer indicios de que hay transmisión comunitaria y en las que, por tanto, existe un mayor riesgo para la población.

Así, las más de 700 personas que pertenece al centro de salud de La Paz de Badajoz han comenzado ya a someterse a las PCR. Cada jornada se les practica la prueba a 150 personas a las que se les avisa con 24 horas de antelación y se les formulan una serie de preguntas. Los pacientes acuden en sus vehículos hasta al punto Covid del Hospital Universitario de Badajoz y se les hace la prueba sin que sea necesario que salgan de sus coches.

Dada la incidencia registrada en otras zonas de la provincia de Badajoz, también han hecho ya las pruebas PCR a un centenar de vecinos de Zahínos (2.805 habitantes)  y se harán otras 100 los días 3 y 4 de este mes a los residentes seleccionados de Oliva de la Frontera, localidad de aproximadamente 5.000 habitantes.

Salud Pública realiza este  estudio de coincidencia  para conocer si existe transmisión comunitaria y controlar la evolución de la pandemia tras el estudio epidemiológico que ya ha realizado previamente y que permitirá modificar el control de casos en la ciudad con este estudio de incidencia.