•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El incendio que se originó el pasado jueves en la Sierra de Tormantos, en el extremo occidental del Mazico Central, podría haber arrasado cerca de 4.000 hectáreas en las comarcas del Valle del Jerte y la Vera, según estimaciones realizadas por expertos.

Esta sierra, que delimita de forma natural ambas zonas del norte de la provincia de Cáceres, alberga parte de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, con alturas máximas que superan los 2.200 metros de altitud. Precisamente lo abrupto del terreno y las condiciones climatológicas desfavorables, con un viento que ha propiciado la propagación de las llamas, han sido factores decisivos para que el fuego se extienda con especial virulencia.

El presidente de la Asociación Extremeña de Empresas Forestales y del Medio Ambiente, Francisco Castañares, estima que las llamas podrían haber arrasado hasta última hora de la tarde de este sábado unas 3.800 hectáreas. Según sus cálculos, sólo durante la madrugada del viernes al sábado la superficie quemada podría haber sido de 2.000 hectáreas de superficie.

Según un mapa de Educación Forestal que muestra los puntos calientes del incendio basándose en las imágenes de satélites Modis y Viirs, el fuego podría haber dañado una importante masa forestal en una de las zonas de mayor valor de Extremadura alcanzando una superficie quemada cercana a las 4.000 hectáreas. No obstante ha advertido que a la hora de marcar los perímetros existe un elevado grado de especulación y que en todo caso se trata de estimaciones, y no de cálculos oficiales.

Durante la madrugada del sábado el incendio destruyó buena parte de la zona conocida como El Collado de las Yeguas y las llamas se encontraban en el límite de los términos municipales de Aldeanueva de la Vera y Cuacos de Yuste. Las personas de más edad aseguran que no recuerdan un fuego de estas dimensiones, según informa Faustino Martín.

Durante toda la jornada se propagaron las llamas con especial intensidad y arrasaron el paraje conocido como El Baldío de las Pájaras, en la sierra de Aldeanueva de la Vera.

En el incendio forestal de Cabezuela del Valle trabajaron durante la jornada de este sábado cinco patrullas de la Guardia Civil, 133 efectivos y 48 vehículos, seis autobombas, una nodriza, vehículos de transmisiones y ligeros de la Unidad Militar de Emergencias, un helicóptero del Infoex, coordinadores, agentes del medio natural, capataces, además de 14 camiones, 22 retenes, dos góndolas, dos bulldozer, nodrizas, vehículos del Sepei y efectivos de Cruz Roja. El incendio afecta a los términos municipales de Garganta la Olla, Jerte y Aldeanueva de la Vera.