•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La portavoz de Agricultura del Grupo Parlamentario Popular, Mercedes Morán, ha calificado de «decepcionante» la visita del ministro de Agricultura, Luis Planas, y ha lamentado que no haya traído «ni medidas ni soluciones» al campo extremeño, habida cuenta de la «situación crítica» que tiene el sector agrario en la región y que «se ha visto agravada por la crisis del Covid-19».

Mercedes Morán ha señalado que el ministro de Agricultura ha venido «a hacerse la foto» y con la «única intención de hacer más propaganda», pero no ha aportado «ninguna solución ni ninguna medida para los problemas que viven cada día los agricultores y ganaderos extremeños».

La portavoz ‘popular’ ha subrayado que Planas «parece no enterarse de que estamos en una situación crítica», con unos «precios ruinosos que están asfixiando económicamente» a muchas familias.

Asimismo, Morán ha recalcado que, además, hay que recordar que el ministro de Agricultura «no ha conseguido mantener» el presupuesto de la PAC y se «ha dado por satisfecho con un recorte histórico, asegurando incluso que su objetivo se había cumplido, cuando sabe que los fondos vendrán con duros recortes».

Asimismo, el Grupo Popular ha insistido en nota de prensa en que «sigue sin haber medidas concretas» para sectores afectados por la crisis sanitaria, como el del vino.

En este sentido, Mercedes Morán ha mostrado su preocupación por un sector que está «en riesgo por los bajos precios» de la uva, porque la Junta ha dejado «fuera de las ayudas directas» a los viticultores y porque las medidas extraordinarias que puso en marcha el ministerio finalmente «no tuvieron fondos adicionales y fueron financiadas descontando dinero a las ayudas de los productores y las bodegas».

Para la portavoz de Agricultura del Grupo Parlamentario Popular, Planas viene anunciando una «revolución verde y una sostenibilidad» en la producción agraria, pero lo hace «sin tener en cuenta que esto supondrá mayores exigencias y requisitos a cumplir por parte de los agricultores y ganaderos», que tendrán que soportar un «mayor coste, una disminución de la producción y lo harán con menos ayudas, lo que afectará negativamente a la rentabilidad de las explotaciones agrarias».

Además, ha señalado el Grupo Parlamentario Popular, Planas ha reeditado un anuncio que ya hizo en su día y que es declarar de interés general el regadío de Tierra de Barros.

«Después de un año y siete meses vuelve a vendérnoslo, pero sin especificar el presupuesto a destinar, ni el calendario de actuaciones. Sólo hay palabras, cuando en estos casi dos años hubieran podido hacerlo en cualquiera de las leyes o Decretos-Ley que han promulgado y donde ha habido sitio para otros asuntos, pero no para el campo extremeño», ha aseverado.