•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Escuela Municipal de Música de Coria ha puesto en marcha numerosas medidas para garantizar la seguridad de los usuarios frente al coronavirus. El objetivo principal es retomar las clases presenciales.

Cabe recordar que la escuela de música de la ciudad cauriense vivió su último trimestre con clases telemáticas por lo que, con el objetivo, de volver a las aulas, se ha puesto en marcha una serie de medidas en colaboración con el consistorio.

Las clases de lenguaje musical no se impartirán hasta que la situación actual lo permita. El alumno solamente irá a la escuela para recibir la clase semanal individual de instrumento. Además, los alumnos de música y movimiento comenzarán las clases de forma individual.

Del mismo modo, en cada planta del edificio se colocarán carteles o infografías en los que se recuerde al alumnado la importancia de lavarse o desinfectarse las manos antes de entrar a clase.

Se establecerá un protocolo de entrada pautada al edificio y al aula para evitar aglomeraciones. Por la misma razón, los familiares no podrán entrar en el centro a recoger a los alumnos.

La ocupación máxima de los baños será de una persona, salvo en aquellos supuestos de personas que puedan precisar asistencia, en cuyo caso también se permitirá la utilización por su acompañante.

En todas las plantas de la Escuela Municipal de Música se cumplirá con los requisitos de higiene y seguridad necesarios. Se realizarán tareas de ventilación periódica en las instalaciones.

El alumnado y profesorado que presente algún síntoma relacionado con  coronavirus, no deberá acudir al centro, sino contactar con su médico o con el teléfono que habilitado.

El plazo de matrícula se iniciará el miércoles 2 de septiembre y finalizará el viernes 18. La matrícula se formalizará en las dependencias de la Escuela Municipal de música, en horario de 9:00 h a 13:00 h.

Será fundamental que las personas que entren en el centro utilicen mascarilla y se deberá respetar la distancia mínima de dos metros. Además, no habrá más de una persona dentro de la zona de atención al público para realizar los trámites de matrícula.

Se recomienda que cada persona que acuda al centro lleve su propio bolígrafo para poder rellenar y firmar las solicitudes.