•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La denuncia presentada por una persona en el puesto de la Guardia Civil de Malpartida de Plasencia (Cáceres) ha permitido iniciar una investigación que ha culminado con la detención de cinco personas que se dedicaban a estafar por internet, ofreciendo perros de raza por los que cobraban pero que nunca enviaban a sus destinatarios.

La operación, conocida con el nombre «Bichón Maltés», ha finalizado con la detención de cinco personas en las provincias de Castellón, Alicante, Ciudad Real y Almería. La investigación ha sido llevada a cabo por el Equipo de Delitos Tecnológicos (EDITE) de la Policía Judicial de Cáceres, que ha permitido esclarecer hasta el momento 33 hechos delictivos denunciados en diferentes cuerpos policiales. A los detenidos se les considera autores de los delitos de estafa, usurpación de estado civil, usurpación de funciones públicas y pertenencia a grupo criminal.

La investigación se inició el pasado mes de abril, tras una denuncia presentada en el Puesto de la Guardia Civil de Malpartida de Plasencia, cuando una persona manifestó haber comprado un perro de raza Bichón Maltés a través de una conocida página web de anuncios. A pesar de que abonó 180 euros nunca llegó a recibir el animal ni pudo contactar de ninguna manera con el supuesto vendedor.

Tras formular denuncia se inició una investigación para el esclarecimiento de los hechos de la que se hizo cargo el Equipo de Delitos Tecnológicos de la Comandancia de la Guardia Civil Cáceres, que dio traslado de las actuaciones al Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción Nº 3 de Plasencia (Cáceres).

Durante el curso de las investigaciones se obtuvieron diferentes indicios que permitían atribuir la autoría de los hechos a un grupo criminal, formado por cinco personas, cuyos componentes residían en distintas localidades situadas en varias provincias de la zona este peninsular. Igualmente, se pudo constatar que el “modus operandi” de la organización consistía en utilizar conocidas páginas web de anuncios para vender cachorros de perros de distintas razas (Bichón Maltés, Bulldog Francés, Westy,…) a precios más bajos de los que actualmente se encuentran en el mercado de mascotas. De este modo captaban el interés de sus víctimas, que no dudaban en realizar parte del pago mediante transferencias bancarias o utilizando medios electrónicos de pago, comprobando después como los supuestos vendedores bloqueaban sus llamadas o mensajes y se quedaban con el dinero que habían desembolsado en la compra.

Para la comisión de los hechos delictivos se utilizaron 12 números telefónicos distintos cuyas titularidades habían sido suplantadas, así como ocho cuentas bancarias on-line abiertas a nombre de terceras personas, aunque se pudo comprobar que disponían de más cuentas bancarias y números de teléfonos fraudulentos para cometer futuras estafas.

Finalizada la investigación, la Guardia Civil procedió a la detención de cinco personas, cuatro hombres y una mujer, por la presunta comisión de los delitos de estafa, usurpación de estado civil, usurpación de funciones públicas y pertenencia a grupo criminal. Dos de ellas han sido realizadas en la localidad de Vinaroz (Castellón), una en la localidad de Villajoyosa (Alicante), otra en la de Puertollano (Ciudad Real) y, finalmente, una en la localidad almeriense de Olula del Río. Ésta última persona es un varón que llevaba más de un año fugado de la justicia con diversos señalamientos emitidos por distintos juzgados y cuerpos policiales, por lo que el Juzgado de Instrucción de Purchena (Almería) decretó su inmediato ingreso en prisión.