•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nueve personas han sido investigadas por la Guardia Civil en las localidades cacereñas de Coria, Torrejoncillo y Montehermoso por expedir certificados de prevención de riesgos laborales falsos en los que constaba la realización de cursos que en realidad no se impartían.

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo ROCA de Coria (Cáceres) abrieron una investigación para el esclarecimiento de este supuesto delito de falsedad documental en el que hay nueve implicados, tres de ellos empresarios del sector de la construcción.

Los hechos investigados se iniciaron el pasado mes de junio, tras tener conocimiento de que se pudieran estar expidiendo certificados correspondientes a cursos de prevención de riesgos laborales del sector de la construcción de forma irregular. Inicialmente se investigó a un trabajador de una empresa de construcción con sede social en Torrejoncillo, que fue quien confirmó ante los agentes que la aportación de la certificación de un curso homologado de prevención de riesgos laborales era requisito necesario para trabajar con la empresa. Fue la propia constructora la que le facilitó el certificado a cambio de 70,00 euros a pesar de que nunca llegó a realizar el curso que le permitía acceder al puesto de trabajo.

El caso de la empresa de Torrejoncillo permitió ampliar la investigación al existir indicios de que pudieran estar implicados más trabajadores del sector de la construcción de la zona. La Guardia Civil sospechaba que podía existir una red que facilitara y legalizara los certificados, que eran dados por válidos una vez entregados en  la Administración. De este modo se pudo constatar que se trataba de una práctica habitual en la empresa investigada y se investigó como supuestos autores de un delito de falsedad documental a los tres titulares de la constructora y a seis de sus empleados.

Los responsables de la empresa obtenían estas certificaciones para sus trabajadores a sabiendas de que era ilegal, y para ello accedían a una página de anuncios online en la que, abonando una pequeña cantidad de dinero, lograban su expedición. Una empresa supuestamente legal que se dedicaba a la impartición de cursos formación había sido suplantada en la página de anuncios de forma ilegal. De este modo se eximía al empleado de tener que realizar curso alguno y el empresario se ahorraba los costes que le suponía tener al trabajador realizando un curso.

El certificado de profesionalidad en materia de prevención de riesgos laborales dentro del sector de la construcción es un requisito obligatorio dentro del convenio que rige este sector y la Administración exige la realización de un curso de 20 horas de duración y carácter presencial. Por tanto, el certificado es imprescindible para optar a una plaza de encofrador.

La Guardia Civil asegura que va a continuar “muy vigilante” para que este tipo de hechos no se produzcan, para evitar con ello accidentes en el sector, conscientes de que la formación es esencial para la prevención de riesgos y que el trabajador es el principal beneficiado de que estos cursos se impartan realmente.


Galería de imágenes