•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía Personal y la Atención a la Discapacidad (SEPAD), organismo dependiente de la Junta de Extremadura, ha negado que se haya producido una actitud negligente en los centros residenciales de mayores y ha defendido la «profesionalidad y dedicación de los trabajadores».

En un comunicado difundido este domingo, el SEPAD muestra su preocupación por las declaraciones que se han producido en las últimas semanas en las que se ponía en duda su labor de cuidado y atención a las personas de edad «en una situación excepcional y con la carga emocional que han tenido que sufrir durante los peores momentos de la pandemia».

Este organismo dice que comparte el sufrimiento de las familias que han perdido a sus seres queridos a causa de la Covid-19 y la preocupación por los familiares que residen en algún centro, muchos de las cuales tienen ahora suspendidas las visitas a causa de la evolución epidemiológica actual.

Para el SEPAD no resulta justificado que se ponga en duda la dedicación de los profesionales de las residencias alegando falta de cuidados, de higiene, desatención a sus necesidades básicas o incluso achacarles de negligentes.

«Se han vertido acusaciones de dejadez en las tareas que tienen encomendadas en el cuidado de los mayores, algo que está afectando a su dignidad profesional y consideración social», asegura en su comunicado.

Asimismo considera «totalmente injustificadas y rotundamente falsas» las acusaciones contra este colectivo «que ha estado cumpliendo en los momentos más duros de la pandemia cuando el resto de los ciudadanos estaba confinado».


Galería de imágenes