•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Confederación Empresarial Regional Extremeña (Creex) ha achacado el descenso del paro a un “efecto rebote” tras meses de cierre o restricciones en la actividad productiva. Asimismo, ha insistido en que lo fundamental es que las empresas sobrevivan para que puedan crear empleo cuando la recuperación se vaya consolidando.

Javier Peinado, secretario general de la Creex, ha destacado que ha sido el sector oxígeno el que ha tomado “cierto oxígeno, mientras la agricultura cae en empleo por una cuestión estacional.  El dato global puede parecer bueno, pero si lo comparamos con el año anterior es malísimo, porque el paro sube en un 15%”, ha declarado.

En cualquier caso, ha dicho, “»tampoco hay que asustarse, teniendo en cuenta la coyuntura en la que nos estamos moviendo», ha destacado Peinado tras conocer los datos del paro, que reflejan una caída de 2.551 desempleados en julio la región.

Para el dirigente de la organización, la prueba de fuego vendrá “cuando el salvavidas de los ERTE desaparezca, esperamos que de manera paulatina, porque si se hace bruscamente será una hecatombe. En ese momento, cuando los ERTE desaparezcan el paro subirá bastante, pero lo fundamental es que las empresas sigan vivas, incluso con todas las dificultades que están viviendo”.

Y es que «de ese modo, cuando lleguemos a un crecimiento estable y sostenido se volverá a generar empleo y volver, al menos a la casilla de salida», ha señalado Peinado, quien en cualquier caso ha apuntado que esta casilla «no era nada favorable para Extremadura.