•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El secretario general del Partido Popular de Extremadura, Fernando Manzano, ha afirmado esta jornada que “con el dúo tóxico Sánchez-Iglesias” a la región “le va muy mal” y ha criticado el hecho “insólito” ocurrido  en el seno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) de “confiscar” los ahorros de los ayuntamientos.

En este sentido, Manzano ha lamentado que el PSOE “rompiera” el “histórico consenso” municipal, donde “hasta ahora se defendían los intereses de los ayuntamientos y no de los partidos” y que va a suponer que el Gobierno se apropie de más de 15.000 millones de euros que los ayuntamientos habían ahorrado con esfuerzo y que “el dúo tóxico Sánchez-Iglesias se lo van a fundir”.

A este respecto, se ha mostrado convencido de que el ahorro de los ayuntamientos extremeños “irá destinado a pagar prebendas a los nacionalistas” ante el “silencio” del presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y con el voto a favor del alcalde socialista de Mérida, miembro de la Junta de Gobierno de la FEMP y que ayer votó a favor.

El secretario general del PP ha señalado que hay “muchos alcaldes socialistas que no entienden” que el PSOE los deje tirados, cuando en muchas ocasiones han asumido competencias impropias sin que la Junta ni el Estado les haya compensado por ello. Como último ejemplo, ha citado la labor realizada por los consistorios durante la pandemia, siendo la “única administración que ha estado al lado de los vecinos”.

Según el PP, los consistorios podrían destinar a ayudar a autónomos, pymes o familias más vulnerables pero que “va a ir destinado a pagar el gobierno con más altos cargos y más caro de la historia de la democracia”, por lo que ha manifestado el rechazo del PP a dicho acuerdo que ha tildado como “atraco”.