•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Grupo Parlamentario Popular (GPP) ha exigido al gobierno de la Junta que actúe urgentemente para que la Fundación San Juan de Dios continúe prestando sus servicios en Almendralejo y no se vea obligada a irse de Extremadura. La portavoz de Sanidad del GPP, Elena Nevado, ha subrayado que el modelo del centro de San Juan de Dios es “eficaz”, y se ha demostrado especialmente durante la pandemia por Covid-19.

Nevado ha explicado que se trata de una prestación de servicios integral, donde la sanidad, la dependencia y los servicios sociales se han unido en un mismo proyecto para dar respuesta a los mayores y a las personas dependientes, que son la población más vulnerable. La portavoz de Sanidad del GPP ha afirmado que estamos ante un nuevo recorte en el ámbito socio sanitario impulsado por el gobierno del señor Fernández Vara y de José María Vergeles, y que “hoy le toca a Almendralejo”.

Anuncios

La portavoz de Sanidad se ha referido al anuncio de fin de la actividad como una derrota más del gobierno socialista cuando debería considerarse una prestación esencial, y en lo que respecta al SES, como una prestación de primer nivel para pacientes crónicos y dependientes que no pueden estar esperando que un Ejecutivo regional “sin acción” continúe sin soluciones. Para el GPP, es un ejemplo más de la gestión que se está haciendo de la sanidad extremeña, vulnerando los derechos de las personas más desfavorecidas.

Anuncios

Por otro lado, la portavoz de Dependencia del Grupo Popular, Consuelo Rodríguez Piriz, ha subrayado que los ‘populares’ vienen reclamando hace tiempo los derechos para las personas mayores ante lo que está ocurriendo en Extremadura, que es algo “gravísimo”, y es el desmantelamiento de los servicios esenciales para estas personas. “Ocurre ahora en Almendralejo, pero ha ocurrido en Cáceres y Badajoz, cerrando centros de día que regentaba Cruz Roja”, ha apuntado.

Consuelo Rodríguez Píriz ha instado a la Junta de Extremadura a que no se vaya de vacaciones sin solucionar la situación de la Fundación San Juan de Dios en Almendralejo. “No se puede recortar en estos servicios socio sanitarios, tienen que solucionarlo y hacerlo ya”, ha dicho. Asimismo, ha hecho hincapié en que esta situación está generando una alarma social para las familias de los residentes y para los trabajadores del centro, que se van a quedar en paro.

Además, la portavoz de Dependencia ha pedido a la Junta que deje de mentir argumentando que se han enterado “por casualidad” y que “casi tienen ya un operador”. El GPP ha señalado que nada de esto les ha cogido por sorpresa a Vara y Vergeles, puesto que desde la gerencia de la Fundación se ha informado de las numerosas reuniones con el consejero y con el presidente. Este último, en una de esas reuniones, les ha llegado a decir que agradecía los servicios prestados, lejos de intentar llegar a un acuerdo o encontrar una salida.

Por su parte, el presidente local del PP, José García Lobato, ha reiterado el total apoyo de los ‘populares’ a la orden de San Juan de Dios, y el trabajo para intentar que la orden no se vaya de Extremadura porque está avalada por el “gran servicio” que ha prestado a la comunidad, así como los proyectos que han desplegado, entre ellos, la atención domiciliaria y el economato social. Asimismo, García Lobato ha manifestado que hay miles de personas que apoyan que la orden no se vaya y que están expresado públicamente esa voluntad.

Para el presidente local, el actual alcalde se ha comportado como un “amplificador” de la Junta, y ha reiterado que han tenido más de cinco años para solucionarlo y “no han hecho nada”. Así, se ejemplifica que no hay “ni una mala palabra ni una buena acción de Vara”. García Lobato ha dejado claro que la Fundación de San Juan de Dios se va con un gobierno socialista en Almendralejo y en la Junta, cuando es una institución que vino para solucionar un problema y lo hizo.


Galería de imágenes