•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Mérida ha anunciado inspecciones en locales de ocio nocturno para comprobar el cumplimiento de las normas y ha recordado que a los empresarios de este sector que incumplir las normas contra la Covid-19 conlleva la retirada de la licencia de apertura.

El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, y el delegado de Seguridad Ciudadana, Marco Antonio Guijarro, se han reunido con los empresarios y empresarias de ocio nocturno para anunciar que se llevarán a cabo inspecciones con policía de paisano.

De esta forma, el ayuntamiento ha recordado en nota de prensa que los pubs y discotecas no tienen permitido el uso de las pistas de baile, admeás los clientes deben estar sentados en el interior de los locales y deben usar mascarilla.

Por ello, el delegado de Seguridad Ciudadana ha anunciado que cumplirán lo establecido por el decreto que «prepara» la Junta de Extremadura que contempla el cierre de los locales durante cinco años por incumplimiento de las normas de seguridad sanitaria.

Así, este fin de semana se han puesto 14 denuncias por no llevar mascarilla (30 en la última semana), nueve por realizar botellones, dos denuncias en control de alcoholemia, dos por desobediencia y una denuncia por actos vandálicos contra el mobiliario público.

«Es fundamental que todos seamos conscientes de que el cumplimiento de las normas nos va a permitir salir de esta situación cuanto antes y con todas las garantías. Todos somos responsables de su cumplimiento», afirma Guijarro. Quien además anuncia que este pasado fin de semana se han interpuesto en Mérida 14 denuncias por no llevar mascarillas «se suman a las 16 puestas la semana pasada, por lo que llevamos ya 30 denuncias en este sentido, algo que es fundamental, sancionar a quien no cumple», ha apuntado Guijarro.

De esta forma, el edil ha valorado que la Policía está realizando un «gran esfuerzo» para el cumplimiento de las normas, pero ha indicado que se debe ser consciente del papel que juega cada uno.

Por este motivo, el alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, ha convocado a los empresarios y empresarias de ocio nocturno de la ciudad a una reunión junto con Policía Nacional y Local para recordarles la normativa vigente que rige el control de aforos y las normas higiénico sanitarias de obligado cumplimiento.

«Hemos trasladado a los empresarios y empresarias su deber de cumplir la normativa. Es más, este fin de semana realizaremos controles en los locales con Policía de paisano», ha anunciado Guijarro.

Tal es así, que los miembros del equipo de gobierno han recordado a los empresarios que el incumplimiento de las normas frente a la Covid-19 podría conllevar el cierre del establecimiento durante cinco años, tal y como «prepara la Junta de Extremadura en el decreto-ley que fijará las sanciones por vulnerar las medidas para controlar el virus».

Finalmente, el concejal ha recordado que los locales de ocio nocturno deben tener los llamados «controladores de aforo» para regular el número de clientes en el interior de los establecimientos. «Existe un aforo máximo que deben cumplir a rajatabla y que vamos a vigilar para que así sea», ha aseverado.