•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los trabajadores de la Construcción y del sector agrario estarán exentos del uso obligatorio de la mascarilla en Extremadura, pero en esos casos será obligatorio por tanto que mantengan la distancia mínima de seguridad de un metro y medio.

“No podemos hacer obligatorio el uso de la mascarilla porque los problemas de salud que no origine el coronavirus, van a ser provocados por un golpe de calor”, por lo ahí, las autoridades sanitarias extremeñas han decidido “relajar las medidas que se refieren que se refieren a estas actividades laborales al aire libre que supongan un esfuerzo intenso y continuado”.

Así lo ha avanzado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, en rueda de prensa este viernes, en la que ha destacado que se ha decidido flexibilizar el uso de la mascarilla en “actividades laborales al aire libre, que supongan un esfuerzo físico intenso y continuado”.

Además, el consejero de Sanidad ha alertado del “incumplimiento reiterado” que se produce en las piscina de uso comunitario, sobre todo de comunidades de vecinos, por lo que se establece que en estos lugares “cuando se esté tumbado al sol y se garantice una distancia interpersonal, con personas no convivientes, de al menos un metro y medio, tampoco será obligatorio el uso de la mascarilla”.

Respecto a los espacios naturales o vías públicas situada fuera de los núcleos de población, y “siempre que se trate de paseos individuales o con convivientes, y en lugares donde no exista una afluencia numerosa de personas”, tampoco será obligatoria la mascarilla en esos casos, siempre que se pueda garantizar una distancia de metro y medio.

Así, ha recordado que el uso de mascarilla tampoco es obligatorio en personas con problemas respiratorios, con trastornos de salud mental, o con algunas dispacidades intelectuales.

En cuaquier caso, el consejero extremeño de Sanidad ha querido aclarar, debido a las dudas existentes en algunos sectores, que el uso de la mascarilla es obligatorio en Extremadura en la calle, en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público que se encuentre abierto al público

Además, la mascarilla es obligatoria en todos los centros de trabajo de titularidad pública y privada “en aquellas zonas abiertas o de atención habitual al público, o lugares de uso común de los trabajadores”, como zonas de descanso.

De la misma manera, también es obligatorio el uso de la mascarilla “en aquellos espacios en los que habitualmente no se atiende al público, pero que son despachos o asimilados, en los que se garantice una ventilación individualizada natural o artificial, ya sea directa o indirecta”, explicado Vergeles.

En ese caso, aunque el despacho esté ocupado por una sola persona, “si no se asegura la ventilación de ese despacho, es obligatorio el uso de la mascarilla”, así como en los medios de transporte, ha señalado.


Galería de imágenes