•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La  Junta de Extremadura inyectará 18 millones de euros en el sector agrario para paliar los efectos de la pandemia sanitaria generada por la Covid-19.

Así, se destinarán 11,8 millones al sector del porcino, 3,8 millones para el ovino, 1,2 al caprino. También se beneficiarán otros sectores como el bovino de lidia, el equino o la flor cortada.

Podrán acceder a dichas ayudas un total de 9.000 profesionales. Así lo ha trasladado la consejera, durante su visita en Almendralejo a las instalaciones de la empresa Olives & Pickles, que ha calificado como “un conjunto de medidas efectivas y adaptadas a la realidad” del campo extremeño.

La crisis sanitaria provocada por la Covid-19, las medidas de confinamiento adoptadas y el cierre del canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías) han ocasionado una crisis sin precedentes en el sector agroalimentario de Extremadura. “Hemos trabajado duramente para ofrecer ayudas a nuestros sectores agrarios más potentes”, ha asegurado la consejera.

La ayuda al ibérico, que podría llegar a un total de 3.000 productores, se estratifica entre los distintos productores en razón de sus censos de reproductoras, cebo, marranillos y lechones, transformándolos en una unidad porcina común con el criterio de menor precio sufrido en los distintos estratos.

Estas ayudas, junto a las ofrecidas por el Ministerio y Bruselas, deben servir para paliar los efectos de la crisis de la pandemia, “a sabiendas de que nunca se podrán cubrir todas las pérdidas que han sufrido nuestros profesionales agrarios”, añadió.