•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil, en el marco de la operación Jukemo, ha detenido a cinco hombres vecinos de Vicálvaro (Madrid), Zafra, Fuente de Cantos y Monesterio, estas últimas poblaciones de la provincia de Badajoz, por pertenencia a organización criminal y delito de tráfico de drogas.

La investigación se remonta a principios del pasado verano, cuando el Equipo de Delincuencia Organizada de la Comandancia de la Guardia Civil en Badajoz inició una investigación para identificar a los componentes de una organización criminal que se estaría dedicando a abastecer de drogas a varios municipios de la provincia de Badajoz desde Madrid y Sevilla.

Durante ese año de investigación, el pasado mes de noviembre se detuvo a dos vecinos de Guareña (Badajoz), tras una inspección del turismo donde viajaban, al descubrir un doble fondo en el paragolpes trasero donde ocultaban dos paquetes con un total de 2 kilos y 100 gramos de cocaína.

Del mismo modo, el pasado mes de mayo se detuvo a un vecino de Badajoz cuando transportaba ocultos en su vehículo seis paquetes que contenían más de cinco kilos de droga, en este caso «speed» y éxtasis. Con estos tres detenidos en prisión, la investigación continuó de cara a acabar con el entramado delictivo, según ha apuntado la Guardia Civil en nota de prensa.

Así, este pasado 30 de junio, en coordinación con el Juzgado de Instrucción número 2 de Zafra (Badajoz), se realizaron cinco registros domiciliarios de forma simultánea. Uno se llevó a cabo en la provincia de Madrid, donde se intervinieron dos kilogramos de cocaína, una pistola táser y dos vehículos, que se saldó con la detención del poseedor de la droga.  Asimismo se realizaron otros dos registros en Monesterio, Fuente de Cantos y dos más en Zafra (Badajoz), donde se intervinieron casi dos kilogramos de sustancias utilizadas para el corte de la droga, más de un kilogramo de hachís envasado en paquetes de cien gramos, cincuenta gramos de cocaína, un vehículo, teléfonos móviles y 30.000 euros, tras lo que se detuvo a cuatro personas.

En estos registros participaron medio centenar de Guardias Civiles, de distintas unidades pertenecientes a las Comandancias de Badajoz y Madrid, USECIC, canes adiestrados en búsqueda de drogas, componentes de Policía Judicial y fuerza territorial de la Guardia Civil de Zafra.

La Guardia Civil cree haber desmantelado un grupo organizado, con roles diferenciados y jerarquizados, que abastecía a la provincia de Badajoz de drogas tales como cocaína y otras de las denominadas sintéticas o de diseño. Los investigadores no descartan, que tras el análisis de nuevas pruebas obtenidas, se pudieran llevar a cabo nuevas detenciones. Las diligencias han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Zafra (Badajoz), quien ha decretado prisión de cuatro de los detenidos, quedando uno de ellos en libertad bajo fianza.