•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

La Policía Local de Moraleja ha hecho un llamamiento de responsabilidad a los vecinos para que no celebren fiestas durante los días que estaban previstas las fiestas de San Buenaventura y que se han visto canceladas por la crisis de la Covid-19.

De hecho, la Policía Local de Moraleja sancionará a las personas que hagan botellón con hasta 600 euros de multa, una práctica que es constitutiva de infracción y que pone en riesgo la salud general ante la pandemia de la Covid-19.

La Policía Local de Moraleja recuerda que en la situación de crisis actual, realizar un botellón constituye una actividad de riesgo manifiesto y grave para la integridad física de las personas.

“La peor sanción puede ser ocupar una cama UCI por no respetar las recomendaciones sanitarias impuestas”, así lo ha asegurado la Policía Local de Moraleja haciendo especial hincapié en que es fundamental respetar las medidas de seguridad marcadas por el Ministerio de Sanidad para disminuir los efectos del coronavirus.

Desde la Policía Local han pedido responsabilidad y empatía para no realizar actividades no permitidas durante la crisis sanitaria. Han hecho especial hincapié en pensar en familiares, amigos y personas vulnerables que podría poner en riesgo este virus.

“Nos toca esperar a San Buenaventura 2021 para poder disfrutar de las peñas, los encierros, de la suelta de toros por las calles y de todo aquello que hace únicas nuestras fiestas de San Buenaventura”, han concluido.


Galería de imágenes