•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El fin del estado de alarma permitirá recuperar un derecho fundamental, como es la libre circulación por todo el territorio nacional desde las 00.00 horas de este sábado. Para viajar a Portugal habrá que esperar y sólo podrá hacerse a partir del 1 de julio.

Los ciudadanos se preguntan cómo será el cambio de etapa y el pase a la nueva normalidad, ese espacio poco definido que ahora comienza y que sólo concluirá cuando llegue la verdadera normalidad anterior a la pandemia, y que sólo será posible tras la comercialización de un fármaco que permita hacer frente al Covid-19.

Lo cierto es que todos esperan que esta etapa sea lo más corta posible pero que, a falta de un tratamiento farmacológico, nos va a acompañar durante algunos meses.

Anuncios
Anuncios

Con el pase a la nueva normalidad acaban las fases de la desescalada. El fin del estado de alarma también supone la recuperación de los derechos fundamentales de los ciudadanos. Independientemente de la fase en que se encontrase cada comunidad autónoma, a partir de la medianoche del sábado todos los españoles pasan de forma automática a la nueva normalidad.

"El virus sigue con nosotros, trataremos de vivir de la forma más normal posible pero manteniendo las precaucaciones para que no nos infecte", ha razonado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles.

"Hay que mantenerlo a raya hasta y no sabemos hasta cuándo durará", ha añadido. Y es que el virus tuvo un inicio, bien es cierto que poco definido porque no se sabe a ciencia cierta cuando surgió, pero no tiene un fin y durará hasta que se disponga de una vacuna o se haya eliminado -que no erradicado-en nuestro país.

Los expertos advierten que erradicar el virus sólo podrá lograrse cuando exista una vacuna a disposición de la población. Mientras tanto toca esperar, convivir con el virus y hacerle frente con higene, precaución y adoptando las medidas de seguridad necesarias para evitar la propagación de contagios.

A partir del este domingo, día 21 de junio, ya se puede viajar libremente y sin límites por todo el país; da igual la fase en la que se encuente cada comunidad autónoma, porque al finalizar el estado de alarma se recuperan los derechos fundamentales de los ciudadanos, hasta ahora limitados por una situación excepcional. 

Pero no sólo se podrá viajar dentro de nuestro país. Este domingo abren sus puertas los 26 países del Espacio Schengen, salvo Portugal. Por tanto habrña que esperar para ir de comprar, a las piscinas o a comer a Elvas o Thermas de Monfortinho.

La recuperación de la normalidad dentro de este espacio intracomunitario permite la recuperación de los vuelos, si bien en los distintos aeropuertosquevayan abriendo habrá hasta tres tipos de controles.

Por un lado habrá una ficha de afiliación para registrar a todas las personas que vuelan y por otro una declaración responsable que deberá firmar el viajero en la que deberá indicar que no tiene sintomatología relacionada con el Covid-19 y donde, además, deberá indicar si ha padecido o no la enfermedad.

Además se instalarán arcos de temperatura en los aeropuertos y si el viajero no pasa estos controles será analizado en un control visual que realizarán los médicos de Sanidad exterior. Ellos decidirán si al viajero se le realiza una prueba PCR o, por el contrario, puede continuar su viaje. En cualquier caso, no estará permitido viajar desde terceros países.

La Junta de Extremadura ha pedido "toda la colaboración por parte de la sociedad extremeña" para hacer frente a la nueva normalidad y ha advertido que el fin del estado de alarma "no significa que el virus se haya ido".

El Gobierno regional ha aprobado un decreto que establece un régimen sancionador para las personas que no adopten las medidas necesarias para la propagación del virus y está previsto poner en marcha un decálogo en el que se aconsejará qué eventos pueden realizarse y cuales no.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido una diferencia clara entre los eventos de alto y bajo riesgo y la Junta de Extremadura aconsejará no  celebrar fiestas, verbenas, desfiles procesionales y eventos de público hasta el 31 de julio, aunque todo podrá variar en función de los datos epidemiológicos.

"En función de como estemos epidemiológicamente autorizaremos o no" la organización de espectáculos, ha dicho el consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura.

La OMS clasifica como de alto riesgo los eventos multitudinarios en los que se dan cita personas de varias comunidades autonomas o procedentes de distintos paises que participan en un acto en el que no están sentados, donde no se pueden adoptar medidas de seguridad ni es posible establecer una distancia interpersonal. Formarían parte de esta clasificación los conciertos y festivales con gran presencia de público.

Por el contrario son considerados como espectáculos de bajo riesgo aquellos que tienen lugar al aire libre, en los que participa el público sentado, respetando una distancias de seguridad interpersonal y con aforos permitidos y controlados.


Galería de imágenes