•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El paso que se da hoy no tiene precedentes. La Comisión Europea propone un endeudamiento a gran escala y que dos terceras partes del montante global sea repartido en forma de ayudas que no habrá que retornar. Es el plan que la presidenta Ursula von der Leyen presenta esta mañana y que prevé utilizar 750 mil millones de euros, de los cuales 500 mil millones lo serán en forma de transferencias, como planteaba la iniciativa francoalemana, y 250 mil millones vía créditos.

De estas cantidades España e Italia son los grandes beneficiados y con diferencia. Según los cálculos de la Comisión Europea, España conseguirá un total de 140 mil millones de euros, de los cuales 77 mil en forma de transferencias. Solo queda por detrás de Italia, que conseguirá 172 mil millones, de los cuales 81 mil en transferencias. Son los dos países más afectados por la crisis, los dos arrastrando ya una deuda elevada y por tanto, los que más necesitan las ayudas europeas para evitar que el shock de la pandemia tengan resultados extremadamente asimétricos.


Galería de imágenes