•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Gobierno de Pedro Sánchez ha descartado en su última comparecencia pública que el desconfinamiento de la población se vaya a realizar por áreas de salud y ha insistido en que se ejecutará por provincias.

Sin embargo, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, dijo hace una semana que “con toda probabilidad”, este desescalamiento se realizará “desde una perspectiva que conjugue provincias y áreas de salud”.

Pedro Sánchez ha reconocido que ha habido presidentes autonómicos que le han propuesto permitir la salida de la población por áreas sanitarias y se ha mostrado partidario de escuchar todas las propuestas que se realicen en este sentido. Sin embargo ha aclarado que los informes elaborados por los expertos indican que la unidad de actuación tiene que ser la provincia.

Anuncios
Anuncios

El Gobierno justifica esta decisión en un hecho, y es que, bajo su punto de vista, muchos ciudadanos no saben cuál es la frontera sanitaria de su área de salud. Por eso ha insistido en la necesidad de que la movilidad de los ciudadanos se realice fundamentalmente en el ámbito provincial.

Fernández Vara ha sido uno de los presidentes autonómicos que ha defendido un proceso gradual del desconfinamiento en el que se tenga en cuenta el ámbito geográfico de cada zona de salud, entre otras cuestiones porque no se dan las mismas circunstancias en la zona de Cáceres, donde hay 237 fallecidos, que en la de Coria, que ha registrado 16 víctimas mortales.

Ambos gobiernos coinciden en una cosa: la necesidad de “garantizar la seguridad y la protección de la salud de la población”, aunque Fernández Vara es partidario de que los territorios en los que se den una serie de elementos puedan iniciar la desescalada "en base a criterios objetivos, uniformes y homogéneos, que a su vez sean medibles y transparentes”.

CAMBIOS DE CRITERIO

El desconfinamiento de la población ha estado sujeto a numerosos cambios de criterio según se tratase de la opinión del Gobierno central o autonómico e, incluso, se han producido contradicciones en el seno de la Junta de Extremadura.

Así, el pasado 19 de abril, un periodista le preguntó a Fernández Vara si consideraba que la desescalada se produciría antes en los municipios en los que no se han registrado casos positivos de coronavirus; su respuesta fue "sin ninguna duda". Esa misma jornada, la Junta de Extremadura indicó en una nota de prensa que el desconfinamiento "será diferente en cada territorio en función de la expansión del Covid-19 a lo largo de las próximas semanas y meses".

De hecho, Radio Interior informó, basándose en estas afirmaciones, que municipios como Hoyos, Acebo o Torre de Don Miguel, que no habían registrado ningún caso positivo de Covid-19, podrían salir antes a la calle que otros como Cáceres o Arroyo de la Luz, donde la incidencia de la enfermedad ha sido muy elevada.

Tan sólo unos días más tarde, el día 27 de abril, el vicepresidente segundo de la Junta de Extremadura y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, discrepó con Fernández Vara al considerar que las zonas de Cáceres y Plasencia no tienen porqué ser las últimas en salir del desconfinamiento a pesar de su elevada tasa de letalidad. Vergeles se mostró partidario de tener en cuenta otros factores fundamentales como el control de la tasa de reproducción de la pandemia, o curva Ross, y la incidencia en la aparición de nuevos casos.

El comité técnico para la fase de transición de la pandemia del Covid-19 en Extremadura del que forman parte representantes de la Administración General del Estado, de la Administración de la Comunidad Autónoma de Extremadura y de las entidades que integran la Administración Local en Extremadura será el encargado de coordinar con el Gobierno este proceso de desconfinamiento que, tal y como ha podido comprobarse, está sujeto a nuevos cambios de criterio en función de cómo evolucione la expansión del virus.

 


Galería de imágenes