•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil investiga al conductor de un vehículo en Villamiel por haberse saltado un control establecido por el estado de alarma del Covid-19 en España cuando circulaba con su mujer y su hijo en un coche, y además por no contar con permiso de conducir desde hace más de nueve años.

Además, los implicados han sido denunciados por incumplir las restricciones de movilidad y cercanía entre personas impuestas por la situación de crisis sanitaria.

La actuación ha tenido lugar dentro de los dispositivos de control que se vienen estableciendo en las vías de comunicación con el objetivo principal de contener la propagación del Covid-19.

Anuncios
Anuncios

El conductor carecía de permiso de conducción desde hacía más de nueve años, al haber perdido la totalidad de los puntos asignados y no realizar el correspondiente curso para su recuperación; y por todos los hechos en cuestión la Guardia Civil le ha investigado como supuesto autor de un delito contra la Seguridad Vial.

Concretamente, fue el pasado día 21 de abril, cuando agentes de la Guardia Civil de Valverde del Fresno, concretamente en uno de estos dispositivos, establecido en una vía de comunicación próxima a la localidad cacereña de Villamiel, observaron un vehículo que, al darse cuenta de la presencia de la Guardia Civil, realizó un giro brusco intentando huir de los agentes por un camino cercano.

Sin embargo, pudo ser interceptado minutos más tarde, y fueron identificados sus ocupantes, informa en nota de prensa la Guardia Civil.

Se trataba de un turismo en cuyo interior viajaban tres personas, un matrimonio y un hijo, vecinos de la localidad de Hoyos, que circulaban incumpliendo las restricciones de movilidad y cercanía entre personas impuestas por la situación de crisis sanitaria del coronavirus, motivo por el que han sido denunciados.

Sin embargo, se pudo comprobar que el motivo principal por el que se habían saltado el control no era tanto este incumplimiento, sino el hecho de que el conductor carecía de permiso de conducción, ya que al serle requerido por los agentes no pudo aportarlo al carecer del mismo por haber perdido la totalidad de los puntos asignados y no haber realizado el correspondiente curso de reeducación y sensibilización vial para su recuperación, desde hacía más nueve años.

Además, se da la circunstancia de que, el pasado mes de enero el Equipo de Atestados e Informes de la Guardia Civil de Plasencia ya le había investigado por los mismos hechos.

Finalmente, la Guardia Civil procedió a investigar al conductor del vehículo, como supuesto autor de un delito contra la Seguridad Vial, instruyendo las correspondientes diligencias policiales, que tras su finalización han quedado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, en funciones de guardia, de Coria.


Galería de imágenes