•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La campaña de recogida de cerezas en el Valle del Jerte ha comenzado con la llegada de los primeros kilos de este fruto a las cooperativas, y lo hace con "buenas expectativas" en cuanto al volumen y la calidad de la producción, con unos 17 o 18 millones de kilos, a pesar de la situación especial motivada por el Estado de Alarma, por el coronavirus y las condiciones meteorológicas.

Tal y como indica la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte, el primer día de cosecha es "muy esperado" por agricultores y consumidores, aunque estas dos primeras semanas la cosecha transcurre "lentamente" con las variedades más tempranas, que se destinan al mercado nacional.

Anuncios

Será dentro de unos diez o quince días cuando los volúmenes sean suficientes para empezar a exportar y llegar a todos los mercados nacionales y europeos.

Anuncios

Las cerezas son un fruto rojo muy nutritivo, con alto contenido en antioxidantes; contienen provitamina A y vitamina C. Tienen además una calidad "exclusiva", apreciada dentro y fuera de las fronteras españolas.

Los socios de la Agrupación de Cooperativas Valle del Jerte las recolectan "a mano, una a una, con mimo y con pasión". Cada fruto lleva su sello, la marca de calidad "zalama" que asegura que son cultivadas de forma sostenible, y respetando el entorno, en pequeñas explotaciones familiares.

La campaña de la cereza es el momento de mayor actividad en el Valle del Jerte. Esta fruta es el "motor económico" de la comarca, y durante su recolecta se hace necesaria "una gran cantidad de mano de obra", tanto en el campo, como en las instalaciones de la Agrupación de Cooperativas, que llega a emplear en el punto álgido de la campaña en torno a unas 1.200 personas de forma directa.

Este año, a pesar del Estado de Alarma, se mantendrá como actividad esencial, funcionando a "pleno rendimiento, y conservando los puestos de empleo que se generan en cada campaña".

La agrupación señala que la meteorología no ha acompañado, y tras un invierno bastante suave y una floración relativamente temprana, el último mes ha estado marcado por las bajas temperaturas y las lluvias. Sin embargo, las estimaciones "no dejan de ser buenas", y se espera que se cosechen entre 17 y 18 millones de kilos de cerezas, un volumen similar al de otros años.

Inglaterra y Alemania serán los primeros países de destino, dos países que destacan entre los clientes europeos que más aprecian las cerezas del Jerte. Sobre todo, esperan a las últimas, las que más tardarán en llegar, que son las variedades de la DOP, las auténticas Picotas del Jerte. Como cada año, ellas pondrán la "guinda final" a esta campaña, y se dará por concluida la recolecta a finales de julio o principios de agosto.


Galería de imágenes