•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

RAQUEL DE LA ROSA – CORIA

En la diócesis de Coria-Cáceres,el colectivo de personas sin hogar es bastante amplio con muchas dificultades de acceso a los recursos existentes, y cuyo principal problema o necesidad, es la situación de desempleo, con insuficientes o nulos recursos económicos, además de una salud física y mental muy deteriorada, problemas de adicción a algún tipo de sustancia, y escasez de redes familiares y sociales de apoyo.

En Cáritas, son muchos los años que avalan el trabajo destinado a las personas en situación de sin hogar, analizando sus causas y sus consecuencias, destinando recursos humanos y materiales para su abordaje, realizando acciones de sensibilización que  ayuden a enfocar y revertir esta problemática; pero sobre todo poniendo rostro y nombre a historias de vida que se acercan a la entidad buscando orientación y consuelo para dar respuesta a la carencia de sus necesidades más básicas: techo, comida, higiene, afecto; en definitiva, buscando espacios de esperanza y acogida.

Anuncios
Anuncios

El proyecto Red Diocesana de Acogida es de continuidad, pretende establecer estrategias, tanto a corto como a medio y largo plazo, para ofrecer un acompañamiento integral a las personas y familias en situación de sin hogar y favorecer su recuperación y su progresiva inclusión social. Dicho acompañamiento, parte de poner a la persona en el centro de cualquier intervención, contemplando sus necesidades, sus dificultades, y también sus capacidades, el entorno socio comunitario que le rodea, etc…. con el fin de dar respuestas personalizadas, realistas y adaptadas a dichas necesidades, favoreciendo así su proceso de inclusión.

El trabajo del Proyecto se realiza desde los servicios de las Cáritas Parroquiales y desde el Centro de Acogida situado en la capital de Cáceres “Centro Vida”. Es el recurso que dispone la diócesis con carácter residencial y disposición de 16 plazas, de carácter mixto. Da cobertura a las necesidades básicas y personales para que los participantes puedan recuperarse y plantearse cambios vitales de importancia, con opción a la promoción personal.

Durante el transcurso del presente año, se han atendido en dicho recurso, a 201 personas en situación de sin hogar ofreciendo 908 respuestas. La ocupación media fue superior al 96% en todas las semanas. Las líneas de acompañamiento apostaron por una visión centrada en la persona, una atención que no se ajuste al aspecto generalista del problema que presentan los participantes, y una intervención individual, cercana, vertebrada por la flexibilidad y la rapidez de la respuesta adecuada. Para llevar a cabo esta labor, también se convierte en indispensable la labor económica de socios y donantes.  


Galería de imágenes