ISABEL BARRANTES 

 

La Guardia Civil ha detenido a los propietarios de dos puntos de compraventa de aceitunas ubicados en el municipio pacense de Almendralejo por recibir 46 toneladas de aceitunas robadas. Además se ha arrestado a otras 17 personas como presuntos autores materiales de los robos.

Anuncios
Anuncios

El modus operando de estas personas era adquirir la aceituna sustraída y falsificar los documentos para camuflar el origen ilícito de las aceitunas, según han informado desde la delegación del Gobierno.

Tras recolectar el fruto de los olivos, los detenidos trasportaban la mercancía hasta los dos puntos de recepción para venderla.

Los 17 detenidos, todos vecinos de Almendralejo, participaron en más de una decena de hurtos de aceitunas cometidos en olivares de Alange, Los Santos de Maimona, Fuente del Maestre, Calzadilla de los Barros y Almendralejo.

La operación, denominada "Rebo", también ha permitido recuperar en los dos puntos de compraventa intervenidos más de cinco toneladas de aceitunas de procedencia ilícita, que ya han sido devueltas a sus propietarios.

Tras una investigación iniciada a raíz de varias denuncias de robos en olivares, los efectivos de la Guardia Civil centraron su atención en los citados puntos de recepción de aceitunas.

Un análisis detallado de la contabilidad y de los procesos de compra y venta permitió a los agentes conocer "un importante desfase en las anotaciones de entradas de aceitunas" y detectar "documentos de trazabilidad falsificados" que supuestamente permitieron la llegada de 46 toneladas del producto.

Cabe destacar que esta operación policial es la segunda a gran escala desarrollada este mes, tras la operación "PICUDO", que concluyó el pasado 16 de enero y en la que se detuvieron a seis personas que habían sustraído 12.500 kilos