La Junta de Extremadura y la Universidad de Extremadura han acordado un proyecto por el que profesores universitarios especializados en medio ambiente elaborarán de supervisar y evaluar los trabajos de limpieza y reforestación en Sierra de Gata tras el incendio que ha afectado a más de 7.000 hectáreas. Los docentes realizarán esta labor junto a técnicos de la Administración regional

Este convenio busca la recuperación de las zonas afectadas por las llamas para lo que se realizarán labores de limpieza que impidan la erosión del suelo y más adelante la reforestación que será novedoso porque “apostará por un nuevo modelo forestal” que incidirá en la importancia de la prevención mediante la creación de los paisajes de “mosaicos” con agricultura, ganadería y el propio bosque.

Anuncios
Anuncios

El consejero de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Santos Jorna, ha explicado que, tras el incendio hay que iniciar una nueva política forestal que suponga "un antes y un después” en cuanto a gestión de incendios en la región. “la aportación del mundo científico, la investigación, los conocimientos y el rigor de los expertos supondrá una pieza clave para diseñar ese nuevo modelo forestal en el que también se quiere implicar a organizaciones ecologistas, agrarias y los propios vecinos para que sea un proceso participativo”.

Este modelo forestal se fijaría en fórmulas que han probado su eficiencia en otras regiones y que son “naturales” como el pastoreo de ovejas y cabras y evitar el monocultivo de pinares, altamente inflamables

El rector de la Universidad de Extremadura, Segundo Píriz, ha reiterado que con este acuerdo la universidad cumple una "función social” a la hora de revertir el conocimiento y colaborar con el bienestar social en labores que van más allá de la formación.