•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 La Guardia Civil ha detenido a un ciudadano portugués en el polígono Las Capellanías de la capital cacereña por un supuesto delito de falsedad documental. El presunto auto del crimen llevaba cambiada la placa de matrícula del vehículo con la intención de eludir los radares y evitar los posibles controles policiales.

 La Guardia Civil de Tráfico de Cáceres recibió aviso de la fuga de un vehículo en una gasolinera próxima a  Béjar  que no había efectuado el pago del importe de lo repostado, según confirma en un comunicado la Comandancia de la Guardia Civil.

Tras una persecución por la A-66 en la que el detenido puso en "riesgo grave" a los demás usuarios de la vía cuando intentaba evadir la acción policial con su negligente y temeraria conducción, la Guardia Civil consiguió detenerlo en el polígono Las Capellanías de Cáceres.

Una vez los efectivos identificaron al conductor,  ciudadano portugués de 36 años, se constató que la placa de matrícula que llevaba el vehículo, había sido robada en el Puerto de Santa María, en Cádiz, durante el mes de agosto, por lo que los agentes detuvieron al conductor por la sustracción de placas de matrícula, falsedad documental y delito contra la seguridad vial,

Las investigaciones de los agentes revelan que el detenido buscaba evitar las posibles sanciones administrativas o delitos por exceso de velocidad en los que pudiera incurrir al ser captado por los distintos radares existentes en nuestra red nacional de carreteras, así como imposibilitar su identificación en algunas gasolineras donde repostaba y no pagaba. El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción Nº4 de Cáceres, quedando el vehículo intervenido a disposición judicial hasta conocer la licita procedencia del mismo.


Galería de imágenes