•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El consejero de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Santos Jorna, se ha reunido con la Organización Interprofesional del Tabaco en España (OITAB), a la que ha manifestado su firme intención de abrir una “canal permanente de comunicación” para consensuar políticas comunes que “construyan el futuro del tabaco en Extremadura”.

Durante la reunión, tanto el consejero, como la directora general de Política Agraria Común, Yolanda Seco, han respondido a todas las interrogantes que tiene planteadas el sector sobre ayudas y pagos procedentes de Europa en los próximos meses.

Hay que destacar que Extremadura produce el 95% de producción tabaquera total de España. La superficie de tabaco contratada en 2015 ha sido de 9.233 hectáreas, mientras que 1811 agricultores han logrado emitir contratos con empresas del sector. La producción ha llegado casi a los 31 millones de kilos en Extremadura.

Por ello, para la Consejería es fundamental conocer todos los problemas del sector tabaquero y tratar conjuntamente de buscar soluciones, caso de la nueva Política Agraria Común (PAC), que comenzará a aplicarse este año, y el nuevo Programa de Desarrollo Rural (PDR). “En alguna de las ayudas que otorga la Unión Europea el sector tabaquero no va a salir bien parado, por ello buscaremos medidas que complementen dicha reducción y no afecte a un producto básico para tantas familias extremeñas”, afirmó Jorna.

Desde hace varios años dentro del sector productor tabaquero se ha efectuado un enorme esfuerzo inversor para mejorar la productividad a través de sistemas cooperativos de producción de plántulas, introducción de maquinaria para el trasplante, labores culturales y recolección. También ha destacado la creación de modernos centros comunitarios de curado que facilitarían la selección y homogenización del producto.

Cabe desatacar que en la OITAB están representados todos los actores que intervienen en las distintas fases de la producción, transformación, gestión y comercialización del tabaco. “De su continuidad puede depender que el tabaco siga teniendo la importancia que ha tenido hasta ahora dentro del sector agrario extremeño”, concluyó Jorna.