El alcalde de Valencia de Alcántara, Pablo Carrilho, ha cerrado con el Asesor del Director General de Deporte, Pablo Risquete, los últimos trámites para tratar la construcción del campo de césped artificial, así como establecer los plazos de pago de la ayuda de 350.000 euros que el Gobierno brindará al consistorio para poder llevar a cabo este proyecto. El primer edil y el teniente de alcalde, Jesús Ugarte, de la localidad rayana trataron estos y otros temas en una reunión con Risquete en Mérida con el fin de poder acometer estos trabajos lo antes posible. En esta cita se acordó también una visita por parte de los técnicos de la sección de deporte del Gobierno de Extremadura el miércoles. 

El nuevo campo de fútbol de Valencia de Alcántara es uno de los proyectos más demandados por los habitantes y el consistorio, con el fin de poder plantear a los vecinos una oferta deportiva más amplia. Esta localidad inauguró el pasado mes una pista de pádel que supuso una inversión de 28.000 euros por parte de la Dirección General de Deportes del Gobierno de Extremadura. 

 

Anuncios
Anuncios

POLÍTICA SOCIAL

Paralelamente, Carrilho y Ugarte mantuvieron una reunión con el Director General de Política Social y Familia, Juan Bravo, al que le plantearon algunas de las necesidades más inmediatas de los Servicios Sociales de Base. Estos servicios han experimentado un aumento considerable y ha multiplicado su complejidad, tanto a nivel preventivo como de intervención, lo que ha generado la necesidad de una nueva plaza de trabajadora social adscrita a este servicio. 

Con esta medida, defendió Carrilho, se reforzaría el servicio y mejoraría sustancialmente la atención a las necesidad de las pedanías del Municipio, que contemplan un total de 1.103 habitantes. 

Por último, el primer edil y el teniente de alcalde se reunieron con la técnico adjunta a la Dirección de la Gerencia del SEPD, Basilia Bravo, a la que se le solicitó la implantación de un punto del Plan Integral de Atención al Deterior Cognitivo en Extremadura. Valencia de Alcántara, recordó Carrilho, es una de las localidad más envejecidas de la localidad. 

En esta cita también se habló de la necesidad de obras de mejora y adecuación de determinadas deficiencias del centro residencial municipal, así como de la acreditación del Centro Ocupacional de la Asociación para la Integración de los Discapacitados en la Mancomunidad Sierra de San Pedro (AIDIM)