•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Moraleja ha reforzado el vallado que se ha instalado en el patio del Colegio Joaquín Ballesteros para evitar el acceso de los escolares a esta zona dadas las malas condiciones que presenta la pared de una vivienda anexa al centro de Educación Infantil. El teniente de alcalde, Rubén Blanco, ha confirmado a Radio Interior esta medida que se ha adoptado después de que se hayan detectado desprendimientos en este inmueble que es de propiedad privada y está a la venta desde hace meses.

Blanco ha explicado que se han puesto en contacto con el propietario del inmueble para que mejore las condiciones de la pared para evitar que se sucedan los desprendimientos y ha anunciado que, si no fuera así, el propio consistorio se encargaría de reforzar la pared anexa al patio para garantizar la seguridad de los alumnos, que tienen edades comprendidas entre los 3 y 6 años.

Como informó Radio Interior, el equipo docente ha enviado una circular a las familias de los niños, que tienen edades comprendidas entre los tres y seis años, para que expliquen a los pequeños la situación y eviten que se acerquen a la zona vallada. En el comunicado remitido por el centro escolar de Moraleja, los profesores insisten en que los padres deben comunicar a los niños "que en periodos de recreo eviten acercarse o ir a recoger cualquier objeto" y recuerdan que están a la espera "de la posible solución".

Una de las paredes de la vivienda, que se encuentra en malas condiciones de conservación y que está a la venta desde hace meses, da al patio del centro escolar y presenta desprendimientos.

Los padres del centro han mostrado ya su inquietud por la situación al tratarse de una casa colindante al patio y demandan que se adopten soluciones a la mayor brevedad para evitar problemas.

NOTICIA RELACIONADA

http://www.radiointerior.es/index.php?op=noticia&id=33463

 


Galería de imágenes