•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Moraleja exigirá a la empresa Acciona Agua, actual adjudicataria del servicio de agua, que cumpla con todas las cláusulas del pliego por el que se le adjudicó el servicio. Esta medida viene promovida por el reciente despido  de uno de los trabajadores de la empresa y fue presentada como moción en el pleno de diciembre por el grupo socialista de la localidad.

Según las condiciones del pliego, la empresa está obligada a mantener los puestos de trabajo de las personas que realizaban esta labor con la antigua adjudicataria. Concretamente, la persona que ha sido despedida llevaba 9 años trabajando como encargado.

Durante su intervención, la portavoz del grupo socialista, Teresa Roca, afirmó que este despido se ha realizado “de forma ilegal” y que “es incumplimiento gravísimo del contrato firmado y  un ataque a la dignidad del trabajador”.

Por su parte, el alcalde de Moraleja, Pedro Caselles, explicó que ya se ha contactado con la empresa para pedir explicaciones y que Acciona agua ha respondido con un informe que explica los motivos del despido.

Caselles manifestó que este documento será entregado a los servicios jurídicos del consistorio para su estudio y que en el caso de que no se hayan cumplido las condiciones del pliego se solicitará la readmisión inmediata del trabajador. El consistorio no descarte emprender acciones judiciales en el caso de que la adjudicataria del servicio del agua se niegue a acoger de nuevo a la persona despedida. Estas medidas fueron aprobadas por unanimidad.

En este sentido, Caselles añadió que desde el consistorio siempre se va a apoyar a los trabajadores de este servicio”.

EXPULSIÓN DE LA PORTAVOZ SOLICIALISTA

Ante esas palabras de apoyo a los trabajadores del primer edil, durante el punto de ruegos y preguntas, la portavoz del PSOE de Moraleja  solicitó que se impartieran de nuevo los cursos de informática en la localidad y que se readmitiera al monitor encargado de darlos también la readmisión otro trabajador que impartía los cursos de informática.

En su respuesta, el portavoz popular, Rubén Blanco, afirmó que “el único grupo que ha denunciado plazas de trabajadores“ ha sido el grupo socialista.

Roca interrumpió al portavoz popular declarando que esa afirmación “es mentira”. La portavoz socialista fue llamada al orden por tercera vez y posteriormente expulsada del salón de plenos. El resto de los compañeros del partido se unieron a ella y abandonaron la sala antes de que finalizase la sesión plenaria.


Galería de imágenes